Acusado de avasallamiento y asesinato es encarcelado

Pobladores de Choro Grande exigieron que Paxi sea enviado a la cárcel.
Foto: Jorge Mamani

Roberto Medina Buezo / Cambio

Después de una audiencia cautelar que duró más de cinco horas, el dirigente Primo Paxi fue enviado a la cárcel de máxima seguridad de Chonchocoro luego de que la jueza cautelar evidenció elementos que lo sindican con delitos de avasallamiento y asesinato, en 2015. 

El fiscal Aldo Morales dijo que se resolvió su encarcelamiento porque se probó peligro de fuga y obstaculización en las investigaciones.

“Los fiscales fundamentaron la detención preventiva por los hechos suscitados el 25 de octubre de 2015, cuando se lamentó el fallecimiento de tres personas, más de una decena de heridos, destrozo de casas y vehículos, todo por la tenencia de una mina de oro”, dijo.

Según pobladores de Choro Grande, cerca de Coroico, en aquella ocasión, Primo Paxi llegó a la comunidad con varias personas y exigió que se vayan porque se haría cargo del cerro.

Ante la resistencia, hubo un enfrentamiento en el que tres personas resultaron muertas.

“Ya hay varios detenidos por este hecho, en el que actuaron más de 50 avasalladores. Por ahora son cinco los imputados y queremos llegar a la verdad de lo sucedido para identificarlos y verificar el grado de participación en ese triste suceso”, aseguró la autoridad.

Mientras se realizaba la audiencia, al menos 100 comunarios exigieron el encarcelamiento. “No queremos que lo liberen porque ocasionó varios delitos, incluso secuestró y asesinó a nuestra gente y ahora quiere seguir avasallando”, manifestó Roxana A.