Empeoran las relaciones entre Rusia y occidente

El ministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, Serguéi Lavrov.
Foto: RT

Agencias / Rusia

Las relaciones entre Rusia y occidente son ahora peores que en la Guerra Fría porque antes entre las partes había canales de comunicación y no se observó una obsesión rusófoba, afirmó el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, en una entrevista a la BBC.

Expresó la esperanza de que las sociedades de los países occidentales, incluidas las personas que están en el poder, entiendan el peligro del actual estado de cosas.

Los comentarios del Ministro ruso se producen en medio de la escalada de tensión entre Rusia y los países occidentales por el caso Skripal y los ataques aéreos perpetrados por EEUU, Reino Unido y Francia contra Siria.

En la entrevista, la autoridad señaló una vez más que el supuesto ataque con armas químicas en Duma, que se convirtió en la causa del bombardeo del país árabe por parte de Londres, Washington y París, fue un “montaje”.

Comentó que toda la evidencia sobre la que se basaron los citados Gobiernos en su agresión contra Damasco fue tomada “de reportes de los medios de comunicación y de las redes sociales”.

“Rusia no ha manipulado nada en Duma. Puedo garantizar que no se manipuló nada en ese lugar”, señaló Lavrov, y cuestionó por qué EEUU y sus aliados atacaron Siria un día antes de que los inspectores internacionales llegaran para realizar investigaciones sobre el terreno.

“El ataque de EEUU, Francia y el Reino Unido contra Siria no quedará sin consecuencias”, hizo hincapié el Ministro, quien también señaló que después de los recientes eventos “Rusia está perdiendo los últimos vestigios de confianza en occidente”.

Prueba a través del castigo

“Estamos perdiendo la confianza que nos queda en nuestros socios occidentales, que optaron por actuar a partir de una lógica muy extraña: la prueba a través del castigo”, añadió Lavrov.

“Recurrieron primero al castigo, como lo hicieron en Salisbury, y luego empezaron a esperar la investigación de Scotland Yard. Recurrieron al castigo en Duma y en Siria, ahora esperan que los expertos de la OPAQ lleven a cabo una investigación. Es la lógica que aplica esta triada de países (EEUU, Reino Unido y Francia”, concluyó.

Agresión al estado soberano

Destacó el político: “El sábado y domingo fuimos testigos de otra violación del derecho internacional, otra agresión de una serie de países contra la soberana República Árabe Siria”. “Ustedes conocen la posición de Rusia, que fue clara e inequívocamente formulada en la declaración del Jefe de Estado ruso”, señaló Dmitri Peskov.

El presidente Vladímir Putin señaló que su país “condena con la mayor seriedad el ataque a Siria”, y denunció que se cometió “un acto de agresión contra un Estado soberano que está a la vanguardia de la lucha contra el terrorismo”.

Montaje de Londres

Rusia acusó a Reino Unido de ser el responsable directo de un montaje realizado en la ciudad siria de Duma para presentarlo como un ataque químico del ejército gubernamental.

El representante ruso ante la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), Alexander Shulguin, indicó que su país posee pruebas irrefutables de que Londres estuvo detrás de la teatralización del citado ataque, con el cual justificaron una agresión a Siria.

Podemos mostrar las pruebas en nuestro poder de la complicidad del Reino Unido, declaró el funcionario.

Inspectores de la OPAQ inspeccionarán la zona de Duma, en la región de Guta Oriental, donde la organización Cascos Blancos difundió que el 8 de abril se produjo un ataque con cloro o zarín.