Hallan fábrica clandestina de bebidas alcohólicas

Una funcionaria revisa las botellas adulteradas que fueron incautadas.
Foto: AMI

GABRIELA RAMOS / EL ALTO

La Intendencia de El Alto intervino ayer una fábrica clandestina de bebidas alcohólicas que se encontraba instalada en un galpón de la zona Tarapacá y que adulteraba rones y singanis. 

El intendente Ruddy Saavedra informó que el operativo se realizó la mañana de ayer gracias a la denuncia de algunos vecinos del sector, quienes sospecharon de actividades ilegales ya que constantemente sacaban del lugar fardos de rones y singanis de marcas conocidas. 

En el momento de la intervención se encontraron 250 paquetes, cada uno con seis botellas de alcohol adulterado, y 1.500 unidades de bebidas listas para su comercialización. 

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) coadyuvó en el operativo, por lo que las personas responsables de la factoría serán procesadas por el delito de atentado a la salud. 

La mercadería confiscada será destruida una vez que se realicen los estudios de laboratorio correspondiente, para verificar la composición del alcohol, informó el Intendente. 

La presidenta de la Cámara Nacional de Bebidas (Canabe), Karina Herbas, sostuvo que la urbe alteña es uno de los sitios donde más se adultera o falsifica una bebida alcohólica.

 
Explicó que muchas marcas son falsificadas, entre ellas, Ron Tropical Mix, Calicon Ron Cola, Mix Mojito Limón & Menta y Barba Negra Casa Real. 

Herbas recordó que el consumo de alcohol adulterado produce daños a la salud e incluso puede causar la muerte. Señaló que entre las consecuencias a corto plazo están las lesiones al nervio óptico, las cuales pueden derivar incluso en ceguera, debido al alto porcentaje de etanol.