Cristina Fernández está de vuelta en la política

COLECTIVIDAD
Martin Hacthoun
La expresidenta argentina Cristina Fernández regresó a Buenos Aires, donde presentó un descargo contra una de las causas que le imputan y entró de nuevo en la batalla política e incluso llamó a formar un Frente Ciudadano.
En un discurso, en el cual pidió la unidad de los argentinos, la exgobernante le reclamó al Congreso por la pérdida de los derechos adquiridos por el pueblo durante su mandato, fustigó duramente las políticas antipopulares del actual Gobierno y el endeudamiento al cual empujan al país.
Criticó con dureza la persecución política que sufren las personas que apoyaron el proyecto popular y la pérdida de derechos, entre éstos el ataque a la prensa que no es partidaria del gobierno de Mauricio Macri.
Y en medio de su discurso llamó a formar “un frente ciudadano para defender los derechos arrebatados”.
El juez Claudio Bonadio la citó a declarar en la causa que impulsa por presunta irregularidad en la venta de dólar a futuro por el Banco Central durante su gestión.
Pero la exmandataria rehusó responder sus preguntas y, en cambio, presentó una declaración por escrito de descargo, que se asemeja a un manifiesto que desenmascara las operaciones judiciales, políticas y mediáticas en su contra y exfuncionarios de su administración.
Muchos pensaban que una vez que cumpliera la citación regresaría a El Calafate, a su residencia familiar, en la sureña provincia de Santa Cruz, pero “Cristina se queda en Buenos Aires de vuelta a la vida política activa”, reportó el portal digital El Destape, que citó a personas cercanas a la expresidenta.
Sus adversarios querían verla entrar en los tribunales de Comodoro Py en una ofensiva para desacreditarla y destruirla políticamente, así como al movimiento popular que lideró, pero por el contrario fue una jornada en la que se encumbró con un potente discurso después de presentar su descargo, según analistas.