Antes de Evo, nadie hizo tanto por la educación

Ningún gobierno antes del presidente Evo Morales hizo tanto por mejorar la calidad de la educación boliviana, según datos estadísticos difundidos en el Primer Encuentro Internacional de Maestros de Latinoamérica que se inauguró el viernes y fue clausurado el sábado en La Paz.

Las cifras oficiales corroboran que los gobiernos neoliberales nunca le prestaron la atención debida a la educación de nuestras niñas, niños y adolescentes matriculados en el sistema de educación regular.

Era tal la precariedad de la educación bajo el neoliberalismo, que en 2005 el sistema apenas tenía una asignación de Bs 3.256 millones (4% del PIB); en tanto que en 2017 ese presupuesto llegó a Bs 20.934 millones (9% del PIB), un 642% de incremento, por lo que Bolivia ocupa el segundo lugar —después de Cuba— en América Latina con la más alta inversión en educación.

Es más, a diferencia del neoliberalismo que restringía al 1% o 2% el incremento salarial al magisterio, desde hace 12 años ese aumento está muy por encima de la tasa de inflación y el Salario Mínimo Nacional creció de Bs 440 en 2005 a Bs 2.060 en 2018.

Ahora bien, si hace 12 años el sistema educativo contaba con 18.490 maestros interinos sin formación pedagógica, esa cifra cayó a cero en 2017. Además, de 123.000 maestros registrados en 2005, su número subió a 170.500 el año pasado. Y una política educativa orientada a reemplazar con modernas infraestructuras los viejos caserones improvisados como escuelas, cimentó la revolución de la educación boliviana: entre 2006 y 2017 el Gobierno construyó 5.200 nuevos edificios escolares y creó 1.560 nuevas unidades educativas a lo largo y ancho del país.

Por eso es loable que el Primer Encuentro Internacional de Maestros de Latinoamérica haya puesto a Bolivia como ejemplo de política escolar por los avances de su modelo educativo, que promueve una educación incluyente, científica, técnica, tecnológica, artística, descolonizadora, comunitaria, intra-intercultural y plurilingüe. Y que no quepa duda: antes de Evo, ningún Gobierno hizo tanto por la educación boliviana.