Inversión público-privada será la llave del crecimiento al 2020

Foto: Cambio
La doble vía San Roque-Huarina, en la ruta al lago Titicaca del departamento de La Paz.

Franz Acarapi / Cambio

La inversión público-privada se constituye en el principal factor que dinamiza el desarrollo económico boliviano, por lo que el Gobierno proyectó que dicha inyección de recursos en obras de infraestructura, salud, educación y otros sectores debe llegar al 24% respecto al Producto Interno Bruto (PIB) nacional en el año 2020.

La ministra de Planificación del Desarrollo, Mariana Prado, en su participación como expositora en el seminario internacional “Evaluación y perspectiva de la economía boliviana y de la región”, organizado por el Ministerio de Economía el anterior martes en la ciudad de La Paz, realizó un balance del comportamiento de la inversión público-privada en el marco del Plan de Desarrollo Económico y Social (PDES) 2016-2020.

La autoridad recordó que el plan quinquenal incluye una inversión pública de $us 48.574 millones, que se divide en 55% de financiamiento interno y 45% de recursos provenientes del exterior del país.

De acuerdo con los datos presentados por la ministra Prado, en 2017 la inversión público-privada en conjunto representó el 20% del PIB, es decir, $us 7.563 millones, tomando en cuenta que —según el Ministerio de Economía— el Producto Interno Bruto es de $us 37.816 millones.

Prado explicó que del 20% de inversión respecto al PIB registrado en el pasado año, el 13% ($us 4.916 millones) correspondió al sector estatal y 7% ($us 2.647 millones) al privado. “Ahí el mensaje fundamental es que tanto el espacio público como el privado tienen un sentido de complementariedad dentro de nuestro esquema de desarrollo”, aseveró la autoridad.

“Cuando hicimos el primer mapeo en 2014 o 2015, cuando estábamos en la fase de planificación (del PDES), la participación indicaba que la inversión pública iba a tener una participación de 12% respecto al PIB y 9% la privada. Al 2020 esta composición debería aproximarse, el 13% debería provenir de la inversión pública y 11% de la privada”, manifestó la ministra Prado, quien destacó los resultados económicos de los últimos 12 años.

Remarcó que con la contratación de bienes y servicios que realiza el Estado, a través de la inversión pública, se dinamiza la generación de empleos, la participación de empresas en la ejecución de proyectos, se mejora la calidad de vida de la población mediante obras de servicios básicos, infraestructura, riego, acceso a las telecomunicaciones, entre otros, además del crecimiento de la economía, que por cuatro años consecutivos registró el índice del PIB más alto en Sudamérica.

La inversión pública pasó de alrededor de $us 629 millones en 2005 a $us 6.210 millones programados para este año, sin los recursos de las empresas estatales.

Cepal sugiere sostener la inversión

El oficial superior de Asuntos Económicos y jefe de la Unidad de Financiamiento de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Esteban Pérez, sugirió al Gobierno nacional sostener el nivel de inversión pública en los próximos años, tomando en cuenta que esta medida “ha tenido buenos resultados porque redujo la pobreza y las desigualdades en los últimos años”.