Warisata le dice adiós a María Victoria Pérez

Hijos de María Victoria Pérez junto a los amautas, directores y demás amigos.
Foto: JRH

Jackeline Rojas Heredia / Cambio

La facultad de Humanidades de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) realizó ayer un homenaje póstumo a María Victoria Pérez Oropeza, hija de Elizardo Pérez, uno de los fundadores de la escuela Warisata.

Manuel Huallpa, representante del Parlamento Amauta, fue el encargado de expresar el sentimiento de quienes acompañaron la obra de Pérez a favor de la educación.

“Warisata llora la pérdida y jamás olvidará a la familia Pérez”, dijo Huallpa. 

A su vez, Yvette Mejía, representante de la Campaña Boliviana por el Derecho a la Educación, resaltó la entereza y valentía de la destacada intelectual hasta sus últimos momentos. “Ella jamás se rindió”, afirmó.

El acto de homenaje a Pérez Oropeza, que falleció el viernes, contó con el acompañamiento del viceministro de Educación Alternativa, Noel Aguirre, quien destacó el aporte de aquélla.

“Los cuerpos pueden morir, pero las ideas, el espíritu vivirá por mucho tiempo, más con personas que han marcado trascendencia. Elizardo Pérez sigue presente y quien hizo posible que él siga vivo fue su hija; el trabajo que ella desarrolló sobre las ideas de su padre fue destacable”, remarcó la autoridad.

Asimismo, anunció que el Ministerio de Educación impulsará la refacción del pabellón México en la escuela ayllu de Warisata.

Aguirre comentó que Pérez Oropeza fue una gran ayuda para los migrantes latinos en Estados Unidos, antes de retornar a Bolivia para dedicarse a seguir las huellas de su padre. 

Además de representantes del Parlamento Amauta, en el homenaje estuvieron los tres hijos de María Victoria Pérez Oropeza: Eric, Pablo y Silvia.