EEUU-Israel, aislados en Consejo de Seguridad pero sin condena

El pueblo palestino huye de la represión del Ejército israelí.
Foto: AFP

Agencias / Naciones Unidas 

Estados Unidos e Israel fueron aislados por los países participantes en la sesión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas —que no emitió resolución condenatoria aún— ante el amplio rechazo a los ataques contra la población palestina en la Franja de Gaza.

Varios países condenaron los actos de violencia que perpetró Israel contra las movilizaciones pacíficas de los palestinos los días lunes y martes en rechazo al traslado de la embajada estadounidense a Jerusalén y la conmemoración del exilio forzado que los palestinos sufrieron hace 70 años, denominado Día de la Nakba (catástrofe).

Otros Estados miembros y la propia ONU reclamaron una investigación independiente sobre lo sucedido y exigieron a Israel que limite el uso de la fuerza.

El único país que se desmarcó claramente del sentir general del Consejo de Seguridad fue Estados Unidos, el gran aliado de Israel, que culpó exclusivamente al movimiento islamista Hamás de la violencia y le acusó de utilizar a civiles como escudo para tratar de llevar a cabo ataques.

Según fuentes diplomáticas, EEUU impidió que el Consejo de Seguridad adopte una declaración sobre los hechos, en la que se solicitaba una investigación imparcial sobre lo que sucede en la Franja de Gaza.

Bolivia, por ejemplo, pidió que la Corte Penal Internacional (CPI) investigue “los crímenes cometidos” contra los palestinos durante las manifestaciones de las últimas semanas en la Franja de Gaza.

Algunos, como Rusia, advirtieron que las “acciones unilaterales” estadounidenses están teniendo un impacto negativo sobre el terreno y desestabilizando aún más la situación.

Falta de respeto

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, calificó como una falta de respeto considerar como terroristas a los palestinos fallecidos en la Franja de Gaza el lunes.

Después de que se informara de numerosos muertos palestinos a manos del Ejército israelí, la embajadora de Israel en Bélgica, Simona Frankel, expresó en una entrevista con la cadena RTBF que lamenta la muerte de cualquier ser humano, incluso si se trata de “terroristas que llegaron a la valla para intentar pasar al territorio israelí”.

“No puedo estar de acuerdo con que decenas de civiles, incluidos menores y bebés, sean terroristas; creo que es una afirmación insultante”, comentó Lavrov en una rueda de prensa.