Manual orientará turismo en las áreas protegidas

Integrantes de la Sociedad Coral Boliviana durante la interpretación de Niña camba.
Foto: JRH

Jackeline Rojas Heredia / Cambio

Ricardo Cox, viceministro de Turismo, recibió de manos de Paolo Galicioli, representante de la Cooperación Italiana, el manual que recomienda políticas públicas para aplicarse en el desarrollo del turismo en áreas protegidas.

Bolivia cuenta con 22 áreas protegidas de enorme riqueza ecológica y en ellas habitan 943 poblaciones indígenas, según informó el director del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), Abel Mamani.

Este manual, que tiene el objetivo de promover un “turismo sustentable”, fue desarrollado por la Cooperación Italiana y técnicos del Ministerio de Culturas y Turismo, además de los actores involucrados, que velarán por la protección de esos sectores diversos.

Paolo Galicioli, coordinador del Programa para el Desarrollo del Turismo Sostenible de la Cooperación Italiana, manifestó que espera que el aporte entregado ayer pueda ser de gran utilidad para el sector. En la ocasión se recordó que Bolivia está nominada a “Mejor destino Verde” y “Mejor destino natural”, entre los 10 nombramientos a los que postula en los premios World Travel Awards.

Ricardo Cox, viceministro de Turismo, a nombre de la ministra de Culturas, Wilma Alanoca, hizo el lanzamiento oficial del trabajo. Aseveró que se quiere desarrollar el turismo en las 22 áreas protegidas, donde está el mejor patrimonio cultural y natural del país.

Cox afirmó que “el turismo y la conservación son elementos sinérgicos, ambos se apoyan y potencian”. En ese marco, el Viceministro mencionó los proyectos que se ejecutan en este campo, como la dinamización del salar de Uyuni y de las lagunas de colores, además de las inversiones que el Estado realizó y realiza en otros sitios de enorme demanda, como el Sajama, el parque Madidi, Yungas o Cotapata.

Destacó que todos los lugares que posee Bolivia están en la visión de los turistas que quieren experimentar un contacto directo con la naturaleza.

Cox también resaltó el hecho de que otros países destacan algo que Bolivia tiene, que no se encuentra o no se ve en otros destinos, y  son las “culturas vivas”, las que mantienen esa relación armónica, de veneración y reciprocidad con la Madre Tierra. 

“Necesitamos proyectar al mundo nuestra cultura comunitaria y de relación armónica con nuestra Madre Tierra”, reafirmó. 

Agradeció el trabajo de los guardaparques y del Sernap, también de las comunidades que ayudan en el control, vigilancia y resguardo de las 22 áreas protegidas e invitó a revisar el manual en la web de la entidad.