Miopía opositora y el viaje de Evo a Europa

El viaje del presidente Evo Morales a Rusia, Holanda y China es objeto de una feroz campaña de desinformación por parte de voceros de la oposición, quienes, ‘alarmados’, denunciaron que el Jefe de Estado poco menos que se gastará ‘millones del erario público’ para presenciar la inauguración del Mundial de Fútbol Rusia 2018.

“Deje de pensar en lujos y de despilfarrar el dinero que necesitamos para educación y salud”, dijo el político opositor Samuel Doria Medina, quien demandó que el Jefe de Estado suspenda su viaje a Europa e invierta el costo que representaría —que estimó en $us 340.000 (Bs 2.366.000)— en los servicios señalados.

Esas expresiones desvelan las miserias de una oposición entrampada en su propia mediocridad, falto de liderazgo e incapaz de generar una alternativa política que dé certidumbre a Bolivia.

Este domingo, una encuesta publicada en un medio escrito, que no es precisamente “afín al gobierno de Evo”, desnudó más aún la orfandad opositora: “Ningún opositor llega al 10% de respaldo en intención de voto”, tituló.

No obstante, más allá de su crónica falta de respaldo popular, la campaña difamatoria iniciada por Doria Medina ha sido replicada por algunos medios internacionales, sin más fuente que la falaz aseveración del empresario hotelero y de la comida chatarra, diseñado por sus asesores para alcanzar innegables objetivos políticos de inmediato efecto.

Es que el afán desestabilizador de la oposición no tiene límites, porque no mide las consecuencias y se solaza con el daño que podría infligir a la imagen de Evo. 

A Doria Medina y los suyos les vale un pepino que el Jefe de Estado comprometa en Rusia una inversión de $us 1.000 millones en la exploración de nuevas reservas de gas y petróleo; no les interesa que con el Presidente chino se abra el mercado más grande del mundo para la exportación de productos bolivianos como quinua, soya, chía y café, entre otros. Y a los portavoces del neoliberalismo apátrida les importa un bledo que Evo presida en La Haya las sesiones del equipo multidisciplinario internacional que prepara la réplica boliviana contra Chile por el Silala.

Y porque no les interesa Bolivia, descalifican las gestiones de Evo a favor de la patria, por eso conspiran, mienten y difaman.