Más de 200 mil familias bajan señal del satélite TKSAT-1

Foto: Archivo
Instalaciones de la estación satelital terrena en Amachuma, en la ciudad de El Alto.

Franz Acarapi / Cambio

La Agencia Boliviana Espacial (ABE) informó que en el país se comercializaron más de 200 mil antenas parabólicas, principalmente por familias en el área urbana y gran parte en el rural que bajan la señal del satélite Túpac Katari (TKSAT-1), que inició operaciones comerciales desde 2014.

“Hemos revisado las estadísticas que se tienen en la Aduana para la importación de este tipo de mercadería (antenas parabólicas) y ya se superaron las 200 mil unidades que se internaron en el país”, explicó a Cambio el director ejecutivo de la ABE, Iván Zambrana.

Público y servicios 

Agregó que las antenas son comercializadas por personas particulares en los diversos mercados que existen en el país y que principalmente son adquiridas por familias del área urbana y en gran parte de zonas rurales que se conectan al satélite para ver los 26 canales de televisión nacional que se transmiten de forma gratuita en señal de alta definición (HD por sus siglas en inglés).  

Zambrana indicó que los equipos también fueron adquiridos por algunas radios, como emisoras originarias que trabajan en poblaciones rurales y aquéllas que están en ciudades, pero con cobertura nacional.

De acuerdo con los datos de la ABE, alrededor de 26 radioemisoras nacionales transmiten su señal a través del satélite boliviano de telecomunicaciones.

Comercio de antenas e instalación 

“Estas antenas se venden en todos los mercados de electrodomésticos que hay en el país, por ejemplo, en La Paz se pueden adquirir en la zona 16 de Julio, en la calle Colombia, la Huyustus; en Sucre están en el mercado Campesino, en Cochabamba en el sector de la Cancha”, indicó Zambrana.

Remarcó que la persona interesada en adquirir el artefacto debe preguntar por la antena, la cual, según la variedad, se comercializa en Bs 300 o Bs 500. Respecto a la instalación, indicó que los vendedores pueden ayudar a las familias a conectar el equipo al televisor por un costo que bordea los Bs 50 o también se puede acceder a un manual disponible en la página web de la ABE (www.abe.bo). La entidad también recomienda acceder a videos tutoriales en YouTube, para ello se debe escribir en el link de búsqueda la palabra satélite Túpac Katari.

“El tiempo nos está dando la razón, tenemos un satélite de primera calidad, podemos dar servicios en Bolivia y en el exterior y eso nos pone como país en otra categoría, somos autosuficientes en servicios satelítales, estamos en un exclusivo grupo de naciones en Suramérica donde sólo están Venezuela, Argentina y Brasil, además del Estado Plurinacional”, apuntó.

El 29 de mayo, Zambrana dijo que el TKSAT-1 llevó la transmisión de los Juegos Odesur 2018 al continente.

Más de cuatro años en operación

El satélite boliviano Túpac Katari, construido por la empresa china Great Wall Industry Corporation, fue lanzado desde la base china de Xichang el 20 de diciembre de 2013. En abril de 2014 entró en operación efectiva después de un período de pruebas técnicas. El proyecto demandó $us 302 millones de inversión.