Sentencian a 30 años de cárcel a dos asesinos

Cambio

La justicia condenó ayer con 30 años de prisión sin derecho a indulto a Ángel Durán Apaza y Carlos Enrique Cruz por los delitos de robo agravado y asesinato. Ambos segaron la vida del joven Rodrigo Ribera Subirana.

La audiencia se desarrolló en el Juzgado Primero de Instrucción Cautelar de Montero, cuya autoridad aplicó el procedimiento abreviado luego de que ambos reconocieran ser autores de los delitos imputados. 

El fiscal departamental de Santa Cruz, Freddy Larrea Melgar, recordó que el hecho ocurrió el 9 de junio en el Barrio Urkupiña, Montero, cuando la víctima recibió un disparo en la cabeza para evitar que le roben su celular. 

Durán Apaza y Cruz Aguilera se encontraban circulando por las calles en busca de una víctima, situación que ocurrió a las 21.15 cuando Ribera se acercó a una tienda con un celular en la mano.

“Ángel Durán conducía la motocicleta y Carlos Enrique Cruz estaba como pasajero portando un revólver con municiones. Ambos se detuvieron frente a una tienda en la avenida Cupesí y luego de observar a la víctima, uno de ellos lo interceptó”, agregó.

Cruz se bajó de la moto y se dirigió a la tienda donde se encontraba Ribera y le apuntó con el arma. “La víctima se resistió y fue cuando recibió el disparo. El victimario tomó el celular, subió a la moto y se fue junto a su compañero con rumbo desconocido”, detalló.

Ribera quedó gravemente herido y fue trasladado a una clínica para su atención inmediata, pero perdió la vida.

El 11 de junio fueron aprehendidos José Ángel Durán Apaza, alias ‘El Diablo’, quien conducía la motocicleta, y Carlos Enrique Cruz, alias ‘El Loquito’, autor del disparo. Ambos deberán permanecer en la cárcel 30 años.