Centro Virgen Niña recibe equipamiento

La pareja de esposos felicitó a quienes se dedican al cuidado de los menores.
Foto: Vicepresidencia del Estado

Cambio

El presidente en ejercicio Álvaro García Linera y su esposa, Claudia Fernández, entregaron ayer electrodomésticos y otros equipos al Centro Virgen Niña de El Alto, que brinda atención integral a niños y niñas con y sin discapacidad, familias en estado de pobreza y personas adultas mayores en estado de abandono.

“Ustedes son ángeles no sólo de los niños, sino ángeles de Bolivia, del mundo, porque quien cuida a estos niños está cuidando a la humanidad, les debemos mucho; gracias por lo que hacen, recuerden que tienen en el presidente Evo, en Claudia y en mi persona a gente que los admira, que los quiere y nunca les dejaremos solos”, indicó.

Expresó su admiración por el personal porque tienen un “corazón inmenso, y si en el mundo hubiera más gente como ustedes, sería distinto porque quienes dedican esfuerzo a un niño para que tenga una mejor condición de vida son personas que hacen confiar en la humanidad”.

Expresó su interés de colaborar a la institución para ampliar su infraestructura, por lo que pidió a la directora general, María Eugenia Mendizábal, mayores detalles al respecto.

Claudia Fernández aseveró que todos los pequeños deben tener todas las condiciones para su desarrollo. “Los amamos niños y queremos que sean felices, y agradezco a todo el personal porque ustedes son sus segunda familia”, sostuvo.

García y su esposa entregaron televisores, estufas, mesas plegables, lectores de DVD, computadoras portátiles, lavadoras, microondas, licuadoras, planchas, frazadas, edredones, zapatillas deportivas, pañales, sillas de ruedas y otros.

La Asociación Centro Virgen Niña fue fundada en agosto de 1993 por personas laicas bolivianas y desde entonces fue apoyada por la religiosa Grazia Micaelli, perteneciente a la orden de las Hermanas de la Virgen Niña, de Milán, Italia.

La institución tiene tres proyectos: la escuela especial, en la que se atiende a 185 menores con discapacidad; el Programa de Desarrollo Infantil, que atiende a 131 niños de mujeres que trabajan, y el programa de apoyo a adultos mayores en situación de abandono y familias de extrema pobreza.