Italia dona 150 mil euros para fortalecer registros en cárceles

El embajador italiano Plácido Vigo y el ministro de Gobierno, Carlos Romero.
Foto: APG

Roberto Medina Buezo / Cambio

La Embajada de Italia en Bolivia concretó ayer una donación de 150 mil euros para la adquisición de equipamiento que fortalecerá el sistema de registro de los privados de libertad en los 19 recintos carcelarios del país. 

“La construcción progresiva del censo de la población carcelaria transparentará  la situación del Régimen Penitenciario respecto a la cantidad exacta de reclusos, edades, sexos, tipología delictiva y otros criterios para un mejor control”, dijo el ministro de Gobierno, Carlos Romero, después de la firma del acuerdo.

Indicó que este registro carcelario brindará también información precisa respecto a los detenidos preventivos, sentenciados y la situación de algunos internos que por retardación de justicia aún están “encerrados”.

Exceso de permanencias

Informó que había 82 reclusos que ya habían cumplido su condena, pero que continuaban en las cárceles porque, al parecer, no hubo una correcta atención de cada caso.

“El registro de la población penitenciaria controlará estas situaciones, de hecho ya estamos avanzando porque 22 de los 82 ya salieron libres y los otros procesos se están tramitando por la vía procesal”, explicó.

El registro permitirá también una verificación cruzada con el Sistema Automático de Identificación Dactilar (AFIS por su sigla en inglés) criminal. “Todas las personas con antecedentes delictivos son registradas biométricamente en una base de datos y a partir de ello estableceremos un enlace con las Policías de países vecinos, a fin de tener más claridad de las personas con antecedentes y que pretenden ingresar al país con identidades falsas. Así será el control cruzado”, aseveró.

Necesidades urgentes

De igual manera, se podrá planificar los servicios que se pueden desarrollar en cada centro para beneficio de los presos y de sus familiares, siempre bajo los parámetros de control.

“La permisividad en la cárcel de Palmasola ocasionó la formación de grupos de poder que cometieron abusos y ello tiene que ver con la no clasificación de los internos, entonces establecimos que tiene que haber presencia de Estado en seguridad y servicios”, manifestó.

Reiteró la necesidad de contar con registros biométricos y “verdaderos censos” para identificar todas las necesidades de los privados de libertad.

Por su parte, el embajador italiano Plácido Vigo destacó el compromiso de su país con Bolivia, puesto que ya se han donado $us 350 millones para 196 programas en beneficio de distintos sectores.