El jazz nacional y juvenil

Dos artistas, uno con el piano y otro con la guitarra, representaron a Bolivia e interpretaron jazz en escenarios de Francia y Alemania.

Jackeline Rojas Heredia

Entre los talentos juveniles musicales que sobresalen en la movida cultural paceña se destaca el de los artistas Heber Peredo y ‘Tincho’ Castillo, intérpretes y compositores de jazz. 
Ambos fueron invitados al Festival Internacional de Jazz en Francia,  en su décima versión, que acogió por primera vez al talentoso dúo. Parte de esa experiencia es compartida en este espacio por el pianista nacido en La Paz, Heber Peredo.

¿Cómo surge la invitación para que asistan a Francia?
En 2015 tuvimos un festival en Buenos Aires al que nos invitaron a través de Benjamín Tokin, un pianista brasileño. Ahí estaban grandes figuras, con quienes compartimos. En 2018, Art y Art, una asociación francesa que organiza festivales, nos invitó a una ciudad cercana a París para participar en ese encuentro. Fue una experiencia especial para nosotros, dijeron que fuimos los primeros bolivianos que participaban.

¿Hace cuánto hace dúo o comparte con el guitarrista ‘Tincho’ Castillo?
Con Tincho Castillo, gran guitarrista de Tupiza, tocamos desde 2009, 2010… (Se pone a recordar) Él me llamó para formar parte de su cuarteto, a partir de entonces estamos tocando. Es la primera banda que tengo de jazz fusión, desde 2012, 2013 tocamos dúo y nos hemos dedicado a hacer más piano-guitarra. En 2014 grabamos un disco con temas míos y de ‘Tincho’, más un repertorio de música latinoamericana, de autores como Simeón Roncal, Matilde Casazola, el folklore latinoamericano, tanto instrumental como vocal, hay boleros y un estándar de jazz que todo el mundo conoce, de ahí nace el proyecto.

¿Cuánto tiempo duró su viaje?
Fueron dos semanas, del 4 al 16 de junio, pero no sólo participamos en el festival, ‘Tincho’ y yo organizamos una pequeña gira como parte de este viaje y dimos algunos conciertos en París y Alemania, en Stuart, fue algo inolvidable porque nos dio la oportunidad de compartir con grandes figuras.

Particularmente, ¿cómo nació su inclinación por el piano y el jazz?
Mis primeros pasos en la música los di a los cinco años, mi abuelo, también pianista,  Armando Peredo,  fue mi primer maestro y fue mi guía también para conocer a grandes compositores de la música clásica. Luego ingresé al Conservatorio y ahí se desarrolló por primera vez, en las clases de música moderna, en la que me inicié de la mano de mi maestro Guillén, fue ahí donde hallé lo que me faltaba.

¿Cuáles son los compositores o intérpretes de su preferencia?
Bueno, siempre estoy escuchando música de todos los géneros, me gustan mucho los compositores de música europea, como Chopin, pero entre los maestros en el piano jazz que escucho están John Scofield, Ellington, Morton y otros. Mi inclinación es más al proyecto que estoy desarrollando, que es un trío de jazz, bajo, batería y piano. En 2015 sacamos un proyecto con bajo, batería y piano, composiciones en su mayoría y arreglos de estándar de jazz.

¿Cómo considera que está su nivel musical comparado con los otros músicos que seguro apreció durante el festival?
Me siento muy feliz por la reacción del público, en Europa hay una fuerte cultura artística y de la mano de la crítica al arte que tiene el continente llegamos felices porque les gustó nuestra propuesta, tenían programas dedicados al jazz, había agradecimientos también por haber venido desde lejos.  Los festivales organizados de esta manera mediante la invitación ayudan mucho.

¿Qué le queda de la experiencia vivida en Francia?
Con la parte que nos quedamos nosotros es compartir con músicos de allá, muy experimentados, profesionalmente muy altos, y con un evento en el que hay un grupo base, y como todos somos parte de este movimiento hemos tocado con ellos, fue muy bonito, uno se da cuenta el crecimiento personal que irá teniendo y eso es lo que ganamos con este viaje, aparte de haber conocido gente con la que uno puede contar en las próximas ocasiones.

 

Ambos músicos son maestros, cada uno en su campo, en el Conservatorio Nacional de Música.
Para Heber Peredo Pinto es el lugar, el epicentro que permite el surgimiento de nuevas propuestas musicales, además del desarrollo del talento juvenil.
El dúo realiza también colaboraciones con otros artistas, entre ellos el ‘Papirri’. Peredo participó en la grabación de una de las canciones más emblemáticas del mencionado artista que será difundida en un video homenaje especial en la efeméride paceña
. J.R.H.