Francia en la final de Rusia 2018 tras vencer a Bélgica 1-0

Foto: Telesur

Cambio Digital

Francia hizo honor a su nombre y tradición en el futbol internacional después de ganar este martes 1-0 a Bélgica, con autoridad y en base a una notable velocidad, para sellar su boleto a la final de la Copa del Mundo, luego de doce años de espera.

De acuerdo con un boletín de prensa del Ministerio de Deportes, los franceses impusieron su personalidad en el campo de juego, sin descuidarse en la marca, atacando son solvencia y profundidad pero, además, dejando a Bélgica malparada en muchos pasajes, ante 65.000 espectadores en el Estadio Krestovski de la ciudad de San Petersburgo.

El gol de Francia fue conquistado por Samuel Umtiti (m.51) con golpe de cabeza, ganando espectacularmente en el salto a toda la defensa belga.

Bélgica luchó incansablemente y estuvo cerca de marcar al menos un gol, pero en general tuvo un rendimiento inferior en relación al compromiso que disputó frente a Brasil, por lo que Francia impuso su juego de velocidad y sorpresa tal como tenía previsto.

La estrella de Francia, Mbappé, puso también su cuota de talento, arrastró marcas y dio asistencias espectaculares a sus compañeros, aunque también sufrió la fuerte marcación de los belgas y por momentos tuvo que frenar su accionar.

La rapidez en la salida fue fundamental en Francia, que no dejó a Bélgica realizar su típico juego de contragolpe, aplicando una marcación en zona desde la misma zona defensiva de los belgas, situación que provocó un cortocircuito en el esquema de la plantilla roja.