ENDE crea filial Etasa en Argentina, que instalará 70 km de línea eléctrica

Foto: Archivo
Proyecto de interconexión eléctrica en Tarija.

Franz Acarapi / Cambio

La Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) constituyó la filial ENDE Transmisión Argentina SA (Etasa), que en el país vecino construirá la línea de transmisión eléctrica de 70 kilómetros, la cual permitirá la integración con Bolivia y la exportación de entre 80 y 120 megavatios (MW) a partir de mediados de 2019.

El ministro de Energías, Rafael Alarcón, confirmó la anterior semana, en una entrevista con la red Patria Nueva, que comenzó la primera fase del convenio firmado con Argentina, denominado Acuerdo de Oportunidad, que consiste en la interconexión con el país vecino para la exportación de energía.

Para este objetivo, la estatal ENDE tiene prevista una audiencia pública que se realizará el 12 de julio en el Ente Nacional Regulador de Electricidad (ENRE) de Argentina como último paso para iniciar las obras de transmisión eléctrica en el territorio vecino, agregó la autoridad.

El proyecto de tendido eléctrico, que demanda alrededor de $us 37 millones, comienza en la localidad Yaguacua, en el departamento de Tarija (Bolivia), y termina en Tartagal, en la provincia de Salta, Argentina. La ficha técnica de ENDE Corporación señala que tiene una extensión de 116,3 kilómetros (km), de los cuales 46,3 km están en el territorio nacional ya concluido y 70 km en el país vecino, que serán instalados por Etasa.

“Etasa, sociedad anónima, es la empresa de propiedad de la Corporación ENDE, que construye está infraestructura e hizo todos los trámites en territorio argentino para hacer la interconexión”, apuntó.

La autoridad indicó que esta primera fase del proyecto de integración eléctrica permitirá exportar de forma inicial, posiblemente a mediados del siguiente año, entre 80 MW y 120 MW a la Argentina. Sin embargo, agregó que está en conversaciones la implementación de otra línea de transmisión de mayor capacidad para subir la oferta a 1.000 MW.

“Estamos convencidos de que aquel sueño de vender electricidad puede hacerse realidad y es posible para 2019”, apuntó la autoridad.

El ministro Alarcón destacó los proyectos en curso que desarrolla ENDE, como la ampliación de potencia de las termoeléctricas Entre Ríos (Cochabamba), que adicionará 380 MW a su capacidad; Warnes (Santa Cruz), aproximadamente 280 MW, y del Sur (Tarija), con 320 MW, que en conjunto aportarán alrededor de 1.000 MW al Sistema Interconectado Nacional (SIN), en 2019, que se sumarán a las reservas de energía y subirán la oferta exportable.

“Estamos considerando un crecimiento importante de nuestro mercado interno. Ingresar nuestras plantas de cemento tanto en Potosí como en Oruro, está en curso el proyecto siderúrgico en Santa Cruz, es un emprendimiento privado en la zona de Buena Vista. Entonces estamos considerando esas cargas que son considerables (...) Pero aún así nos sobran alrededor de 1.000 megavatios que fueron ofrecidos a la Argentina”, manifestó el ministro Alarcón.

Apuntes

El ministro Rafael Alarcón afirmó que Bolivia registró un gran avance energético que le permite iniciar la exportación de electricidad.

La autoridad indicó que Etasa, filial de ENDE en Argentina, cumplirá una audiencia pública, que es el último paso para iniciar obras en el país vecino.