Francia, finalista por una cabeza

El defensor francés Samuel Umtiti, con los brazos abiertos, sale a festejar su gol, el que le dio la clasificación a la final a su selección.
Foto: AFP

Moscú / EFE

Francia jugará la final del Mundial de Rusia 2018 al superar a Bélgica (1-0) con un cabezazo del central Samuel Umtiti tras un saque de esquina, la sentencia de un conjunto galo que jugó sus cartas al contragolpe y frenó en seco el sueño de la ‘generación dorada’ del fútbol belga.

La cabeza de Umtiti bien vale una final, la tercera de un Mundial para Francia, lograda con la receta práctica con la que ha conseguido avanzar en Rusia 2018: la del contragolpe, con un excelente Kylian Mbappé a la carrera y un inteligente Antoine Griezmann. Solamente la mala definición de Olivier Giroud les privó de más goles.

La nueva hornada ‘bleu’ tendrá su segunda final consecutiva, tras la que perdieron en la Eurocopa 2016 ante Portugal, y la tercera de su país en la Copa del Mundo. La primera la ganaron en casa en 1998 a Brasil con su seleccionador Didier Deschamps sobre el césped. En la segunda cayeron ante Italia en Alemania 2006.

Un testarazo del que se acordarán en mucho tiempo en Bélgica, que volvió a darse de bruces con el muro de las semifinales. El mismo que frenó a la generación de Enzo Scifo y Jean-Marie Pfaff en México 1986 lo hizo con los Eden Hazard, Romelu Lukaku, Kevin de Bruyne o Thibaut Courtois. Dominaron, pero carecieron de peligro.

Los dos equipos llegaban sin haber concedido casi nada: Francia, apenas un empate contra Dinamarca en la primera fase y unos minutos a Argentina en octavos, antes de que la destrozara Mbappé. Bélgica, unos octavos de sufrimiento y remontada épica ante la sorprendente Japón y una lección táctica en los cuartos de final a Brasil.

El balón fue desde el inicio belga, que maniobró entre una zaga de cuatro al defender y el esquema de tres centrales y dos jugadores abiertos en las bandas: Nacer Chadli y Eden Hazard. 

El acoso belga seguía: un cabezazo de Marouanne Fellaini, un disparo tras un rechace en un córner de Toby Alderweireld... En ambas respondió Hugo Lloris, salvador de su equipo.

Hasta que llegó el gol de Umtiti (51), el que respondió por una Francia con el agua al cuello, que luego jugó tranquila, cuidó el balón y se clasificó.

“Los Jóvenes tienen carácter”

El seleccionador francés, Didier Deschamps (foto), destacó el “carácter” de su equipo.

“Es algo excepcional y estoy muy contento por mis jugadores”, expresó.

“Son jóvenes, pero tienen carácter, mentalidad (ganadora). Fue difícil frente a un equipo belga muy bueno, pero ese gol nos hace mucho bien”, añadió en referencia al tanto de cabeza de Umtiti.

“Ha sido un defensa el que lo ha marcado. Hemos tenido que trabajar atrás y habríamos podido ampliar la diferencia en el tramo final”. (AFP)

“Perdimos dándolo todo”

El seleccionador de Bélgica, Roberto Martínez (foto), alabó el esfuerzo de sus jugadores pese a la derrota contra Francia.

“Creo que la actitud y el esfuerzo de los jugadores fue magnífico. No se puede pedir más”, afirmó después del compromiso en San Petersburgo.

“Si hay que perder de alguna forma, que sea así como lo hicieron los jugadores, dándolo todo hasta el último segundo, siempre presionando cada córner para recuperar el partido y luchando hasta el final”, enfatizó. (AFP)