Redistribución de tierras benefició a 43.925 familias

Infografía: Franz Rosas

Maribel Condori Monrroy / Cambio

En los últimos 12 años (2006-2018), el Gobierno del presidente Evo Morales benefició a 43.925 familias bolivianas con la redistribución de tierras fiscales para la producción de alimentos, informó a Cambio el viceministro de Tierras, Juan Carlos León Rodas.

El titular de esta cartera, dependiente del Ministerio de Desarrollo Rural, indicó que en el período 1996-2005, los gobiernos neoliberales distribuyeron 36.834 hectáreas (ha) de tierra; sin embargo, desde 2006 hasta la actualidad se entregaron 3,1 millones de ha.    

 
“Ellos (los gobiernos anteriores al actual) beneficiaron a 10 comunidades, nosotros a 1.323. (Respecto a la distribución de tierras), ellos alcanzaron a 563 familias, pero nosotros llegamos a 43.925”, resaltó el viceministro León.

Señaló que entre el período 1996-2005 se sanearon y titularon 9.014.648 ha; sin embargo, entre 2006 y 2018 se registraron 75.542.107 ha en el territorio nacional.

“En Bolivia tenemos 109.858.100 hectáreas de superficie. De esta cantidad, 103.616.211 ha son objeto de saneamiento, de las cuales (desde 1996 hasta 2018) se sanearon y titularon 84.556.755 hectáreas, que significa el 82% de la tierra”, manifestó la autoridad.

En ese contexto, añadió que entre 1996 y 2018 se emitieron 1.054.499 títulos y se registraron 2.289.091 beneficiarios. 

Respecto a la inversión, el ejecutivo mencionó que en el período 1996-2005, el saneamiento por ha costaba $us 9,44, mientras que en los últimos 12 años se mantuvo en $us 2,58 por ha.

“Entre 1996 y 2005 se gastaron 85,1 millones de dólares para entregar 25.000 títulos; sin embargo, entre 2006 y 2018 se destinaron 195 millones de dólares para otorgar más de 1 millón de títulos”, sostuvo.

Importancia del título de tenencia legal de la tierra

El viceministro Juan Carlos León dijo que el 70% aproximadamente de los alimentos agropecuarios que se comercializan en los centros de abasto del país proviene de los pequeños agricultores. 

Indicó que el título de tenencia legal de la tierra permite al productor campesino mejorar y aumentar su producción, y de ese modo incrementar sus ingresos, además de coadyuvar a la seguridad alimentaria nacional. 

“El título es realmente importante para el pequeño productor. Fue garantía de muchos para sacar créditos financieros y comprarse semillas, fertilizantes, maquinarias y demás insumos para producir mejor sus cultivos agrícolas”, resaltó la autoridad de Tierras. 

Para los productores

En Bolivia, el 80% de las tierras cultivables está en manos de los campesinos y sólo el 20% pertenece a los empresarios, indicó el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, en agosto del año pasado, en homenaje al 2 de agosto, Día de la Revolución Agraria.