Bolívar pasa de la alegría al lamento

Miguel Callejón no pudo evitar el gol del empate de Sport Boys. A Bolívar le cuesta recuperarse del bajón que adolece.
APG

La Paz | CAMBIO
Bolívar sufrió ayer otro duro revés en el campeonato Clausura. Empató con Sport Boys 3 a 3 en partido de la quinta fecha jugado en el estadio Hernando Siles.
Lo que parecía que iba a ser un triunfo fácil y holgado terminó siendo para el lamento por los errores infantiles que cometió la Academia en la última línea y los malos cambios que realizó el entrenador Alfredo Arias.
El ‘Celeste’ tuvo un comienzo espléndido, con buen volumen de juego, transiciones rápidas por las bandas y la parte central del frente de ataque con buen toque de pelota, aspectos que lo pusieron como el dominador de las acciones.
El buen juego nació en los pies de Miguel Callejón, con buen despliegue físico y visión para ceder pases profundos y al vacío para sus compañeros de ofensiva. El español marcó dos de los tres goles.
En la primera parte, Sport Boys jugó a defenderse, con dos líneas de cuatro en el mediocampo para cerrar atrás los espacios y cuidar el arco de Saidt Mustafá. Sin embargo, en el complemento cambió de estrategia, avanzó, tuvo más tenencia de pelota y llegó con rápidos contragolpes hasta el arco de Fernando Laforia.
Antes del primer gol, Bolívar ya había generado un par de ocasiones claras, pero por falta de puntería de Marcos Riquelme y Callejón la pelota no ingresó a la portería de Mustafá. Felipe Rodríguez y Juan Carlos Arce también            inquietaron al rival.
A los 11 minutos, Riquelme levantó un centro para Callejón, que cabeceó en dos ocasiones, en una manoteó Mustafá, pero en el rebote el español conectó bien para el primer gol. El mismo Callejón, a los 36’, con zurdazo impecable,   amplió la ventaja a dos.
El árbitro Gery Vargas anuló dos goles por posición adelantada a Riquelme (20’) y Callejón (38’).
En el complemento, la Academia mantuvo el dominio hasta la media hora y con un tanto de Arce (el número 100 con Bolívar), a los 59’, de penal, amplió la ventaja.
Sin embargo, a partir de ese momento decayó en el juego el local, lo cual provocó la levantada del ‘Toro’, que con mortíferos contraataques igualó     el marcador.
A los 48’, Luis Ursino anotó el primero. Luego Yoni Angulo, a los 76’, y Jordy Candía, a los 89, con sendos cabezazos ante errores infantiles de los defensores del local —no marcaron Rodríguez y Gutiérrez— dejaron el marcador emparejado 3 a 3, que no se movió hasta el final.
Antes de la reacción visitante, el técnico Arias sacó a Callejón e ingresó Jorge Flores, con lo que perdió al conductor del juego ofensivo. Un grueso error técnico que dejó a la Academia devastada.
--

ALFREDO ARIAS: PAGAMOS CARO NO HABER CONVERTIDO MÁS GOLES 

El técnico de Bolívar, Alfredo Arias, explicó que no haber marcado los goles que se generaron en el partido costó el empate.
“Siempre la segunda explicación debe ser analítica. Quizás puedan estar en desacuerdo conmigo, pero el equipo jugó muy bien hoy. La primera explicación es: los dos goles mal anulados. La segunda explicación es que nosotros no definimos el partido, no matamos al rival, no asumimos la responsabilidad de definir. Si tú no conviertes, te cuesta caro; nosotros no podíamos haber errado 4 o 5 opciones que tuvimos   y lo pagamos caro en nuestro arco", sostuvo.
Admitió que el resultado no le gustó. "Tenemos que trabajar en seguir creando oportunidades, pero tenemos que ser más precisos a la hora de definir. Los fallos los tiene que corregir cada uno. Desde que empezamos no dimos un día libre y así nos vamos a mantener", dijo.
El equipo 'celeste' reanudará prácticas hoy, en Tembladerani.

--

De taquito

Minuto de silencio
Antes del inicio del compromiso entre Bolívar y Sport Boys se guardó un minuto de silencio como un homenaje póstumo al expresidente de la Federación Boliviana de Fútbol Carlos Alberto Chávez Landívar, que falleció el viernes en San Pablo, Brasil. Sus restos serán repatriados en los próximos días para darle cristiana sepultura en su ciudad natal, Santa Cruz.

Al estadio con familia
Los jugadores de Bolívar asisten a los partidos en compañía de sus familias. Antes de ingresar al campo de juego del estadio Hernando Siles reciben el deseo de buena suerte con un beso de su esposa e hijos. Eso ocurrió ayer con Marcos Riquelme, Edemir Rodríguez y Juan Miguel Callejón, que se tomaron la foto oficial del equipo con sus hijos.

Festejo agridulce
El delantero Juan Carlos Arce marcó ayer su gol 100 con la camiseta de Bolívar. El ‘Conejo’ festejó emocionado el logro personal mientras se jugaba en cancha, incluso mostró una casaca con el número 100, pero después del partido se mostró desalentado y no quiso hacer declaraciones a propósito del resultado final, que no gustó a la hinchada.