Bolivia concluirá la segunda fase del proyecto litio en 2019

Foto: Jorge Mamani
El emprendimiento industrial que se desarrolla en el salar de Uyuni.

Franz Acarapi / Cambio

El proyecto de industrialización del litio, que se desarrolla en el salar de Uyuni, en el departamento de Potosí, se compone de tres fases: la primera, denominada piloto o experimental, está en pleno funcionamiento; mientras que la segunda estará concluida en 2019 con las plantas industriales de carbonato de litio y cloruro de potasio, esta última será inaugurada por el Gobierno este mes.

“Con eso se cierra; las plantas piloto están listas, las industriales, (por ejemplo) la de potasio empieza (a producir) en unos 20 días a un mes y la de (carbonato de) litio al año (2019) y cerramos la segunda (fase del proyecto)”, explicó a Cambio el viceministro de Altas Tecnologías Energéticas, Alberto Echazú, en un balance sobre los avances que hasta el momento registró Bolivia en la industrialización del litio.

La segunda fase comprende la construcción de dos importantes complejos: la Planta Industrial de Cloruro de Potasio, que estará lista e ingresará en funcionamiento este mes, y la Planta Industrial de Carbonato de Litio, que fue adjudicada a la empresa chino-australiana Asociación Beijing Maison Engineering Company. Esta última será entregada en alrededor de 15 meses a partir de la orden de proceder y tiene previsto producir en 2019 cerca de 1.000 toneladas de carbonato de litio, en 2020 alrededor de 5.000 toneladas y en 2021 llegar a 15 mil toneladas.

“Estamos hablando de que en noviembre del próximo año arrancará la Planta Industrial de Carbonato de Litio”, aseveró Echazú.

El carbonato de litio se utiliza en varias industrias, como la electrónica, cerámica, vidrios, productos farmacéuticos, entre otros. Debido a su elevado potencial electroquímico y a que es el elemento sólido más liviano, su principal uso es como material de cátodos en las baterías de ion litio.

Con las plantas piloto, Bolivia comercializa el carbonato de litio en grado industrial con 98% de pureza desde el 2 de agosto de 2016.
Empresas asiáticas como Machinery Engineering Corp y Jiangyin anticipaban la compra antes de que se obtenga la producción, debido a su calidad.

La recta final 

El viceministro Echazú indicó que la tercera parte del proyecto estatal está en curso, tomando en cuenta que el Gobierno eligió al consorcio alemán ACI Systems como socio para encarar la fase final de la industrialización del litio.

La propuesta de inversión, que alcanza a $us 1.329 millones, será compartida entre el Estado boliviano (51%), que es el socio mayor, y la firma alemana (49%).

La tercera fase del proyecto incluye la construcción de cuatro plantas: la primera de hidróxido de magnesio, la segunda de hidróxido de litio, la tercera de materiales catódicos y la cuarta de baterías de ion litio.

La inversión total llegará a $us 2.229 MM

Según Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB), la inversión en el proyecto de desarrollo industrial del litio sumará en total $us 2.229 millones en sus tres fases, tomando en cuenta que el Gobierno programó $us 900 millones para las dos primeras y que la propuesta de la empresa alemana ACI Systems, elegida como socia para fabricar baterías, alcanzará a $us 1.329 millones.