La cañahua, cultivo estratégico para la seguridad alimentaria

Foto: Cambio
Productores realizan la cosecha y selección de la cañahua.

Freddy Grover Choque / Cambio

La cañahua se presenta como una alternativa para garantizar la seguridad alimentaria del país y uno de los cultivos que mejor se adapta a los embates del cambio climático, ya que requiere de poca agua para su germinación.

El grano andino se cultiva en las regiones altiplánicas del país, pero en menor cantidad e intensidad que la quinua; por ello, es escasamente conocido por la población.

Según información del Centro Internacional de la Quinua, dependiente del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras (MDRyT), el cultivo y crecimiento del grano andino se acomoda a las contingencias del cambio climático, por lo que se constituye en aval fundamental de la seguridad alimentaria no sólo en el país, sino también en el mundo.

Por este motivo, la entidad gubernamental proyecta la creación e implementación del Programa Nacional de Cañahua, iniciativa similar a la de la quinua, para fortalecer, incentivar y fomentar su cultivo.

“Como Gobierno nacional apoyamos al sector productivo con ferias y seminarios para incentivar su producción. Además tenemos planeado crear el Programa Nacional de la Cañahua para impulsar e incentivar su cultivo y transformación”, informó Édgar Soliz, director ejecutivo del Centro Internacional de la Quinua. El ejecutivo destacó que ya se trabaja en proyectos de fomento y apoyo al productor.

PRODUCCIÓN 

De acuerdo con Soliz, entre 1.000 y 1.200 familias de La Paz, Oruro, Potosí y Cochabamba se dedican al cultivo del grano, con un índice de producción de 150 a 180 toneladas (t) por año, de las cuales se exportan entre 50 y 60 t a Estados Unidos, que es el principal mercado del producto. En ese sentido, el objetivo es fortalecer e incrementar el número de productores. 

Por otra parte, Félix Mamani, coordinador del II Congreso Nacional de la Cañahua, que se desarrollará el 25 y 26 de octubre en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), detalló que la cañahua se cultiva en las zonas agroecológicas del altiplano boliviano, como las provincias Camacho, Omasuyos, Los Andes, Ingavi, Pacajes, José Manuel Pando, Gualberto Villarroel y Aroma (La Paz); San Pedro de Totora, Pantaleón Dalence, Saucari, Tomás Barrón y Cercado (Oruro); la serranía de la provincia Bolívar, Arque, Tapacari e Independencia (Cochabamba) y en la provincia Alonso de Ibáñez (Potosí). 

En las cuatro regiones, según Mamani, la producción puede llegar a 350 t del grano, distribuidas de la siguiente manera: La Paz, la mayor productora, con 200 toneladas; Oruro, con 100 t, y Cochabamba, con 50 t. 

Los costos de producción ascienden a $us 500 por hectárea (ha), con cultivos de hasta 24 quintales por ha. El precio en el mercado interno varía de Bs 700 a Bs 900 el quintal y en el exterior llega $us 700.

Congreso de la cañahua

El encuentro, que se desarrollará el 26 y 27 de octubre en La Paz, tiene el objetivo de realizar intercambios científicos, asociados a los saberes y conocimientos ancestrales de la cañahua, entre el sector empresarial agroindustrial, el Gobierno, gobernaciones, municipios, productores y universidades del país.