Sentenciados se sorprenden y anuncian una apelación

El CAR de Vinto se ha vuelto un dolor de cabeza para el fútbol. Hasta ahora no fue acabado.
Tomado de Opinión

La Paz / Cambio
Wálter Castedo y Mauricio Méndez recibieron ayer con sorpresa la sentencia de tres años de cárcel que emitió en su contra un juzgado de Cochabamba por irregularidades en la propiedad del Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Vinto.
Dijeron que apelarán porque ellos no están involucrados en ningún acto ilegal.
Castedo, presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) entre 2000 y 2006, recordó que Vinto cedió 10 hectáreas de terreno por 50 años en comodato, y con dinero de la Gobernación y la FIFA se empezó a construir el CAR.
Lamentó que la justicia actúe de esta manera, “que se hayan obviado pruebas presentadas”, y recordó que durante su gestión se construyeron obras ahí. “Díganme qué otro presidente hizo ese trabajo, que haya construido algo. No hay. Prefiero ser cuestionado por hacer algo y no sentarme sobre el trabajo que hizo otro”, agregó.
Méndez cuestionó la jurisprudencia. “La Federación es una entidad privada, pero nos juzgan como a funcionarios públicos”, expresó el expresidente de la extinta Liga y entonces vicepresidente de la FBF.
Reconoció haber firmado un comodato en 1999, pero no en 2001, año en que, según él, comenzaron los problemas con los comunarios de Vinto. “No hay ni un documento firmado por mí, yo no he participado en ningún saneamiento del CAR”, señaló.
Este juicio, que data de hace 10 años, se instauró contra estas personas porque hicieron una titulación de los terrenos a nombre de la Fundación CAR, entidad creada para dar viabilidad a las obras en la localidad de Vinto, cuando no se podía construir ante la falta de saneamiento del derecho propietario.
Ante esta situación, Castedo estuvo con la intención de desistir de su candidatura a una vicepresidencia de la FBF, pero ayer confirmó que persistirá porque tiene el apoyo de César Salinas “y porque no hay impedimento”.
“El presidente de la Federación me pidió que no me retire. Además, tengo todo el derecho para apelar la sentencia. Todo esto me hace más fuerte y estoy con mucho ánimo”, manifestó.
Castedo será designado vicepresidente de la División Profesional porque tiene el apoyo de varios clubes.
Méndez, en tanto, está decepcionado del fútbol, al que no espera retornar “nunca”.
“Duermo tranquilo porque sé que no he cometido ningún delito”, dijo, pero luego señaló: “Ya estoy escaldado del fútbol, el fútbol es peor que la política”. Está alejado cinco años de la dirigencia.

--

De taquito

La lectura, mañana
La sentencia será leída mañana y a partir de ahí los involucrados y sentenciados a prisión tendrán el derecho a apelar la decisión. Wálter Castedo y Mauricio Méndez anunciaron ayer que acudirán a ese recurso.

“Tardará cinco años”
Méndez está seguro de que el fallo se revertirá en segunda o tercera instancia porque dice que no cometió ninguna irregularidad. También expresó que el proceso será largo, “por lo menos tardará cinco años”.

--

Dato

Todo empezó en 2000
En 2000, la Federación Boliviana de Fútbol y el municipio de Vinto anunciaron que en esa población iba a construirse el CAR.