La visita del presidente Maduro a China

Liang Yu*

Venezuela es como Bolivia y algunos otros países de América Latina, un importante socio estratégico de China. China mantiene una amistad fraternal con el Gobierno y el pueblo venezolanos y está muy atento a la situación que vive el país bolivariano. 

En mayo de este año se celebraron con éxito las elecciones presidenciales de Venezuela, y la situación doméstica entró en una nueva etapa de desarrollo positivo. Últimamente, el Gobierno venezolano promueve activamente las reformas económicas y financieras, logrando positivas repercusiones sociales. La parte china siempre cree que un país con desarrollo estable beneficia a todas las partes del mundo.

Las dificultades actuales por las cuales atraviesa el país latinoamericano, en gran medida, se deben a las sanciones externas. China se opone a la injerencia en los asuntos internos de otros países y apoya firmemente que el pueblo venezolano elija su camino de desarrollo conforme a sus propias condiciones nacionales. E insta a los países involucrados a levantar sanciones contra la nación bolivariana lo antes posible para crear condiciones normales para su desarrollo. China está dispuesta a seguir jugando un rol positivo y constructivo en la resolución del problema de Venezuela, así como trabajar junto con todas las partes, incluida Bolivia. Está convencida de que el Gobierno y el pueblo venezolanos tienen la capacidad de manejar sus asuntos internos dentro del marco legal y lograr la estabilidad nacional y su desarrollo económico.

Ahora, las relaciones entre China y Venezuela tendrán otra importante oportunidad de desarrollo. Del 13 al 16 de septiembre, el presidente Nicolás Maduro realiza una visita de Estado a China, en la que intercambiará puntos de vista a profundidad con el presidente Xi Jinping sobre las relaciones entre sus países y temas de interés común. El presidente Maduro también asistirá a eventos como la ceremonia de clausura de la 16ª reunión de la Alta Comisión Mixta China-Venezuela. La visita de Maduro es de gran importancia y mejorará aún más la confianza política mutua, profundizará las cooperaciones sustanciales en diversas áreas, en la promoción de un mayor desarrollo de las relaciones entre China y Venezuela, y ciertamente ayudará a Venezuela en la restauración de un desarrollo estable.

Desde el establecimiento de las relaciones diplomáticas hace 44 años, las relaciones bilaterales mantuvieron una positiva tendencia de desarrollo. Especialmente en los últimos 20 años se mantuvieron intercambios frecuentes de alto nivel, se consolidó la confianza política mutua y las cooperaciones sustanciales crecieron rápidamente. Venezuela se convirtió en el séptimo socio comercial, el primer destino de inversión y financiamiento, así como el principal mercado de contrataciones de construcción de China en América Latina. China es el segundo destino de exportación de petróleo de Venezuela. Las cooperaciones entre ambos países crearon más de tres millones de empleos en Venezuela. Las obras de generación de electricidad construidas por China tienen una capacidad instalada de 2,48 millones de megavatios, sumándose a una producción total de más de 40 millones de megavatios hora, ocupando el 10% de la capacidad instalada de Venezuela. Después de lanzar con éxito tres satélites por China, se elevó significativamente la tecnología aeroespacial de Venezuela. Las instituciones financieras de ambas partes llevaron a cabo una serie de cooperaciones fructíferas sobre la base de los principios de igualdad, beneficio mutuo, desarrollo común y comercialización, brindando beneficios tangibles a los dos pueblos. Se puede decir que las cooperaciones sustanciales entre China y Venezuela son mutuamente beneficiosas bajo el marco legal de ambos lados, ofreciendo enormes beneficios socioeconómicos para ambas partes.

En los futuros cometidos, pese a los cambios de la situación, no se modificarán las políticas amistosas de China hacia Venezuela. China está dispuesta a trabajar con la parte venezolana, en ocasión de la visita del presidente Maduro, para impulsar conjuntamente la asociación estratégica integral entre China y Venezuela a un nuevo nivel.

*Embajador de China en Bolivia