El tren metropolitano revolucionará la Llajta

Las obras previas a la instalación de las rieles.
Foto: Asociación Accidental Tunari

GABRIELA RAMOS

El proyecto del Tren Metropolitano es una obra que lleva adelante el Gobierno nacional, a través del Ministerio de Obras Públicas, y busca revolucionar el transporte en la ciudad de Cochabamba, ya que vinculará seis municipios vallunos y podrá trasladar a más de 71.200 pasajeros por día. 

La Asociación Accidental Tunari, que se adjudicó la obra, comenzó a ejecutarla en enero de este año. Los trabajos se iniciaron por la antigua estación de trenes de la zona San Antonio, donde se emplazarán la terminal central de las líneas Roja, Verde y Amarilla; un puesto de mando de circulación, talleres de mantenimiento y cocheras para el emprendimiento ferroviario.

Simultáneamente se desarrollan obras en la plaza de Suticollo, del municipio de Quillacollo, donde se edificará la terminal de llegada de la Línea Verde.

Este sistema de transporte mejorará la calidad de vida de la ciudadanía, ya que el tiempo de traslado de un lugar a otro será menor (con velocidades de hasta 80 kilómetros por hora), destacó el secretario de Planificación de la Gobernación, Filemón Iriarte. 

La autoridad resaltó que el tren funcionará mediante electricidad, por lo que reducirá la contaminación ambiental y tendrá muchas comodidades. 

Además indicó que ese sistema de transporte realizará 356 viajes al día, equivalentes al 7,3% de la demanda del eje de esa capital.

El ministro de Obras Públicas, Milton Claros, aseguró en enero que con el proyecto de transporte masivo se busca replicar el fenómeno suscitado en La Paz con el teleférico, según explicó durante un informe oral ante la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP). 

La obra consta de tres líneas (roja, amarilla y verde), que vincularán a Sipe Sipe, Vinto, Quillacollo, Cercado, Colcapirhua y Sacaba, municipios que integran la región metropolitana de Cochabamba. Demandará una inversión de más de $us 447 millones, provenientes del Tesoro General de la Nación (TGN). 

El sistema de transporte pretende conectar Sipe Sipe-Vinto-Quillacollo-Colcapirhua-Cercado, con una vía aproximada de 42,1 kilómetros de longitud, con un sistema de transporte de alta capacidad de pasajeros, por lo que es necesaria la implementación del transporte por vía férrea. 

El Decreto Supremo 2513, de 9 de septiembre de 2015, declaró de interés nacional la ejecución del proyecto y autorizó al Ministerio de Obras Públicas la contratación directa de obras, bienes y servicios para su ejecución.

DATOS TÉCNICOS 

El proyecto de Tren Metropolitano se extenderá por 42,1 kilómetros y contará con 43 estaciones; además, en las líneas operarán 12 trenes que irán a una velocidad promedio de 30 a 40 kilómetros por hora, cada uno de ellos con la capacidad de transportar de 200 a 300 pasajeros, en una ruta donde transitan a diario alrededor de 70 mil personas.

La ruta fue diseñada de modo que se conecte con la Estación de Buses y el aeropuerto, además del Tren Bioceánico, para que la cantidad de beneficiados sea la mayor posible.

La empresa Asociación Accidental Tunari, conformada por la española JOCA y la suizo-alemana Molinari, se adjudicó la ejecución del proyecto, ya que presentó la mejor propuesta de entre 39 firmas que se postularon. 

Independientemente, JOCA tiene en su historial la construcción de 29 obras férreas, entre ellas los trenes en las ciudades españolas de Murcia, Parla, tramo Chilana-Caño Zurraque en Cádiz, además de las ampliaciones de las líneas 1 y 2 del metro de Madrid y de Goteta-Alicante. El resto está relacionado con trabajos en plataformas, estaciones, puentes de vías y mantenimiento. 

LOS TRENES

La empresa suizo-alemana Stadler Rail AG será la encargada de construir los 12 trenes con los que arrancará el proyecto del Tren Metropolitano de Cochabamba. El contrato con Stadler se firmó el 26 de febrero. 

El modelo que llegará a Bolivia será Metelitsa. Cada tren tendrá tres módulos, un largo de 33 metros, capacidad para 200 personas —entre paradas y sentadas— y cuatro espacios con posibilidad a ampliarse para personas con discapacidad.

Los trenes llegarán de manera progresiva durante tres meses. “Ensamblan en Europa, prueban, una vez que se verifica que todo está bien desmontan por módulos y se pone en los barcos. Se estima que tardaría un mes a mes y medio en llegar a América y luego a Cochabamba por tierra”, señala la información contenida en la página web de JOCA, una de las integrantes de la asociación accidental que emplazará el proyecto.

SOLUCIONES INTEGRALES

De acuerdo con el diagnóstico del Plan Maestro de Movilidad Urbana Sustentable para el Área Metropolitana de Cochabamba, más de la mitad de la población de los seis municipios que lo conforman utilizan el transporte público para desplazarse, sobre todo desde y hasta Cercado. 

El documento expone que cada día se realizan alrededor de 1,9 millones de viajes entre los seis municipios; de éstos, el de Cercado es el de mayor desplazamiento (64%), y el eje de mayor tensión o movimiento es la ruta este-oeste que corresponde a las avenidas Villazón y Blanco Galindo. 

En el departamento existen 265 mil vehículos; de éstos, el 80% se concentra en la región metropolitana. Ese parque automotor provoca el 80% de la contaminación atmosférica y es el principal causante del congestionamiento. 

El restante 20% puede atribuirse a la proliferación del comercio informal que invade las aceras, calzadas y calles, lo que hace que el esporádico control de tránsito sea inútil. 

El Plan Maestro de Movilidad Urbana Sustentable para el Área Metropolitana de Cochabamba expone que el servicio de transporte público valluno en general es deficiente y la mayoría de la población se siente insatisfecha con éste. 

“Las unidades de transporte se encuentran en mal estado y llevan exceso de pasajeros, estacionan donde sea, exceden la velocidad máxima, no aplican tarifa diferenciada, no proporcionan trato preferencial a personas con capacidades diferentes ni cuentan con condiciones físicas para ello, no respetan las paradas ni señales de tránsito”, señala el documento. 

El estudio también observa la aparición de líneas ilegales, que definen de forma arbitraria sus rutas y frecuencias y realizan dobleteo en sus recorridos sin llegar a sus paradas.

Es por eso que Obras Públicas proyectó el Tren Metropolitano, que además se engranará con el Tren Bioceánico y se constituirá en un modo de transporte eficiente para personas, pero también para carga. No generará contaminación ambiental y logrará reducir el caos vehicular en tramos troncales, como la avenida Villazón y la Blanco Galindo, que es la ruta más utilizada por los ciudadanos de los municipios beneficiados. 

El Ministerio de Obras Públicas destaca que la obra contribuirá a la integración nacional e incentivará el crecimiento de la economía cochabambina, sin olvidar que la industria sin chimeneas —como se denomina al turismo— se beneficiará con el nuevo servicio.

Esta obra está incluida en la Agenda Patriótica 2025, además del Plan de Desarrollo Económico Social. Su conclusión está prevista para 2020.

Se montarán más de 5.000 toneladas de rieles tipo biñol

En los 42,1 kilómetros que conformarán el Tren Metropolitano se montarán 5.000 toneladas de rieles tipo biñol, cuyo peso es de casi 55 kilos cada metro lineal. 

Los carriles serán recubiertos con caucho para amortiguar el sonido del tren y que éste sea mínimo, con el fin de no alterar a la población, según detalla el resumen del proyecto, elaborado por la asociación accidental Tunari. 

El presidente de la firma, Domingo García, destacó que los rieles cumplen todas las normas internacionales, y el trabajo de colocado se iniciará en octubre.

Cada carril tiene una longitud de 12 metros y recibirá un tratamiento previo antes del montaje. Cables y otros materiales completan lo necesario para el ensamblaje. 

Las líneas 

  • La línea Roja parte de la Estación Central San Antonio y seguirá sobre la vía actual que va hacia la población de Araní, hasta el sector de la Facultad de Agronomía de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), con una longitud de 5,2 kilómetros. 
  • La línea Amarilla nace en la Estación Central San Antonio y va por la misma vía del tren existente Cochabamba-Vinto hasta proximidades del río Rocha, hasta El Castillo. La longitud es de 9,8 kilómetros.
  • La línea Verde se inicia en la Estación Central San Antonio y se desarrolla sobre la vía actual hasta el municipio de Sipe Sipe, con un recorrido de 27,1 kilómetros aproximadamente.