Evo sacó del anonimato a Bolivia e hizo que la ONU adopte propuestas

Foto: Archivo
El presidente Evo Morales en una de las reuniones en las Naciones Unidas.

Fernando del Carpio Z.

“Ésta es la hoja de coca verde, no la blanca, que es la cocaína”, “que la guerra contra las drogas no sea excusa o pretexto para dominarnos, humillarnos o tratar de sentar bases militares en nuestro país”, “necesitamos socios, no patrones, no dueños de nuestros recursos naturales”, expresó el presidente Evo Morales en su primera participación en la Asamblea General de las Naciones Unidas, el 19 de septiembre de 2006.

En esos términos, y de manera contundente, inició sus intervenciones a poco de iniciar su primera gestión, el 22 de enero de ese año.
Desde esa ocasión, asiste anualmente al principal foro internacional, que tiene como sede Nueva York, y el 26 de septiembre intervendrá por decimotercera vez consecutiva.

El tema central del 73 período de sesiones de la Asamblea General es construir unas Naciones Unidas que sean relevantes para todas las personas.

El internacionalista Hugo Siles Núñez del Prado considera que el presidente Morales, después de Fidel Castro, de Cuba, y de Hugo Chávez, de Venezuela (ambos fallecidos), es uno de los jefes de Estado de la región con más cantidad de participaciones en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

A diferencia de sus antecesores, según Siles, el Jefe de Estado asiste con propuestas claras, muchas de las cuales fueron asumidas por el organismo internacional mediante declaraciones o resoluciones.

‘Presencia esperada’

Sacha Llorenti, representante de Bolivia en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) hace seis años, sobre la participación continua del Presidente, recientemente dijo: “Una de las presencias más esperadas en la Asamblea General es la de Evo Morales”.

El diplomático fundamentó ese criterio porque el Jefe de Estado es reconocido “no solamente porque dice las cosas con absoluta claridad, sino porque es uno de los pocos mandatarios que desnuda las causas estructurales de problemas como el cambio climático, de la pobreza, de la desigualdad, y lo hace desde una posición antiimperialista, anticapitalista, anticolonialista y fiel a la lucha común de los pueblos por construir una sociedad más humana y en armonía con la naturaleza”.

 
Llorenti, que por el período 2017-2018 y en representación del país forma parte del Consejo de Seguridad, en calidad de miembro no permanente, escribió en su cuenta de Twitter: “El 1 de octubre, Bolivia asumirá la presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU. Sí, el mismo día que la Corte Internacional de Justicia leerá su decisión sobre nuestra demanda marítima”. 

El embajador es además coagente de la demanda marítima en la Corte de La Haya.

Marcando agenda

“No solamente marcó un cambio en la agenda de temas que Bolivia expone en las Naciones Unidas, sino que ha tenido propuestas para cambiar temas estructurales en el caso del medio ambiente, derechos humanos, de la deuda soberana, de la soberanía alimentaria. Nuestro país ha sido en la última década contributivo a encontrar soluciones”, apuntó Siles.

El experto en temas internacionales subraya que con el presidente Morales se pasó de ser un país espectador de los temas que se exponen en ese foro a ser un país partícipe en la presentación de soluciones y propuestas para cambiar el mundo, y eso lo reconocen los últimos secretarios generales de las Naciones Unidas, que se refirieron al papel de Bolivia en ese organismo.

“Hasta antes de la llegada del presidente Morales, nuestro país era un espectador. En esa instancia se buscaba alguna donación, ahora es un actor que propone, expone propuestas que son respaldadas por la mayoría de los Estados. Evo se alejó del ‘lamento boliviano’ y la última década mostró los cambios en el país que son reconocidos internacionalmente, además de la contribución a la agenda de la política internacional”, aseveró.

Liderazgo reconocido

En el ámbito político nacional, incluida la oposición, se reconoce que el liderazgo del Jefe de Estado trasciende las fronteras. El titular de la Cámara de Senadores, Milton Barón (MAS-IPSP), señala que el “Presidente tiene un liderazgo mundial”.

“Sus participaciones siempre son aplaudidas por las propuestas que lleva. El Estado Plurinacional se ha convertido en un referente de políticas que se están implementando en los organismos internacionales”, resaltó.

Para Lino Cárdenas (MAS-IPSP), primer vicepresidente de la Cámara de Diputados, con la activa participación de Morales en la ONU, Bolivia es un Estado que recuperó su soberanía y trascendencia en el contexto internacional.

“Los Estados, después de la II Guerra Mundial, hemos buscado escenarios para dilucidar nuestros problemas, nuestros puntos de vista, discutirlos, debatirlos, y precisamente eso el Presidente lo tomó con seriedad y se ha convertido en uno de los líderes más importantes de la región por todo lo que hizo”, apuntó Cárdenas.

La autoridad mencionó como algunas de las propuestas del Presidente más descollantes, las relativas al medio ambiente, a la reivindicación de los pueblos indígenas, al recurso agua como un elemento trascendental para el desarrollo de la humanidad, que indudablemente marcaron agenda.

Temas con amplio impacto en la comunidad internacional

En la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el presidente Evo Morales planteó temas que tuvieron  repercusión internacional, afirmó el senador y exalcalde de Potosí René Joaquino Cabrera.

“El derecho de ciudadanía de la nación indígena se consiguió después de su incorporación en la agenda internacional, y las Naciones Unidas declara y reconoce como prioridad los derechos indígenas”, remarcó.

Posteriormente, propuestas como del medio ambiente, los derechos de la Madre Tierra y que servicios como el agua sean parte de los derechos humanos tuvieron amplio impacto en la comunidad internacional. 

El presidente Morales incorporó a la agenda de las Naciones Unidas, casos que eran soslayados por la mayoría de los países; sin embargo, él los puso en la agenda y logró que los asuntos relativos a los pueblos indígenas, a la Madre Tierra y al agua, entre otros, sean objeto de discusión y se adopten medidas al respecto.

El senador potosino, aliado del Movimiento Al Socialismo (MAS), considera que en el momento no hay temas nuevos; sin embargo, el asunto marítimo es algo que estará vigente, y la Asamblea General a la que asistirá el presidente Morales es un escenario para hablar de la más que centenaria demanda, la marítima.

Murillo: A las asambleas asisten los mandatarios o cancilleres 

Las asambleas generales que se realizan cada año están abiertas a los jefes de Estado o a los cancilleres de los países miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En esa dirección, para el excanciller Javier Murillo, “no es una cosa excepcional” que el presidente Evo Morales asista por decimotercera vez consecutiva a ese foro internacional. 

Sin embargo, considera que en esta ocasión es importante su presencia porque “es una gran oportunidad para explicar desde el más alto nivel del Gobierno de Bolivia las connotaciones y los alcances de la demanda marítima”.

“Creo que es una oportunidad formidable que sin duda el presidente Morales aprovechará para buscar la integración binacional entre Bolivia y Chile”, aseveró.

Además, dará un mensaje de solidaridad, tomando en cuenta que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) hará conocer su fallo el lunes 1 de octubre a las 09.00, en el Palacio de la Paz, en La Haya.

Murillo, que participó en la reunión de expresidentes y excancilleres que convocó el presidente Morales, en la Casa Grande del Pueblo, el lunes 17, manifestó que en este caso es importante que la comunidad internacional conozca el fondo de la demanda y la ONU es uno los principales escenarios para hacerlo.

Datos

»La Asamblea de la ONU (11-09-215), mediante una resolución, estableció nuevos mecanismos para renegociar deudas soberanas, denominadas ‘fondos buitre’.

» La entidad aprobó (14-09-2015) la sentencia que reconoce los principios: ama suwa, ama llulla y ama qhilla (no robar, no mentir, no ser flojo).