[Opinión] El ‘perdonazo’ tributario y su plazo de casi 5 meses

Willy Franz Acarapi Sullca

Las personas naturales, jurídicas, empresas, entre otros, que tienen deudas pendientes con el fisco y la Aduana pueden beneficiarse con la Ley de Regularización del Pago de Impuestos de Dominio Tributario Nacional, que el anterior viernes fue promulgada por el presidente Evo Morales y que estará vigente durante cinco meses, es decir, del 1 de octubre al 28 de febrero de 2019.

La medida, que fue trabajada por los ministerios de Economía y Planificación del Desarrollo, tiene la finalidad de reducir la mora tributaria que, según los datos oficiales, alcanza a Bs 29.900 millones. Con la nueva norma, el Gobierno prevé recuperar alrededor de Bs 6.000 millones.

Las ventajas que ofrece dicha ley se constituyen en una buena oportunidad para regularizar las deudas tributarias que arrastran diversas personas, empresas y negocios, tal como destacó el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas, quien remarcó que la norma será un alivio, de forma particular, para las micro y pequeñas empresas que por diversas razones no cumplieron oportunamente sus obligaciones impositivas.

Este hecho, según Nostas, permitirá equilibrar los gastos de la empresa en cuanto a operación, inversión y empleo se refiere.

La ley, que prevé beneficiar a 80 mil contribuyentes, establece tres formas de pago para acogerse a este beneficio: la primera, si el contribuyente honra su deuda al contado hasta el 30 de noviembre de 2018, se condonará el interés en un 100% y se le reducirá la multa en un 95%. En la segunda, que va del 1 de diciembre de 2018 al 28 de febrero de 2019, será sin interés y menos el 90% de la multa. La tercera forma abre la posibilidad de acogerse a un plan de pagos de hasta cinco años plazo sin interés y con 80% de reducción de la multa.