Familia Mamani dona tierras para reforzar el control aduanero

Foto: Aduana
Los predios donde la Aduana tiene un nuevo control, cerca de la frontera con Chile.

Freddy Grover Choque C. / Cambio

Con el objetivo de sentar presencia y reforzar el control de mercadería que ingresa y sale del país, la familia Mamani, de la comunidad Lagunas del municipio de Curahuara de Carangas, en Oruro, donó 20 hectáreas de tierra a la Aduana Nacional para la edificación de un recinto que prevé descongestionar el tráfico de camiones en Tambo Quemado.

La Aduana y la empresa Albo SA (Almacenera Boliviana) construyeron las nuevas instalaciones en tres hectáreas. Dicha infraestructura tiene la capacidad de albergar a 50 camiones con todos los servicios y dependencias para importar y exportar productos.

El recinto Lagunas-Tambo Quemado, ubicado a cinco kilómetros de la frontera con Chile, fue inaugurado el martes 25 de septiembre por la presidenta de la Aduana, Marlene Ardaya, y el gobernador de Oruro, Víctor Hugo Vásquez, quienes resaltaron la entrega y dedicación de la familia Mamani para ceder el terreno.

Gumercindo Mamani Villca, jefe de la familia, recordó que hace tres años se iniciaron las tratativas con la Aduana Nacional para transferir el terreno y edificar un predio que coadyuve en el control y despacho de mercadería.

Dijo que un recinto de control era altamente necesario en este sector para brindar a las empresas despachantes y de camiones condiciones favorables y óptimas en el trámite de legalización del comercio internacional.

Fernando Ríos, vicepresidente de la empresa Albo SA, dijo que la obra fue anhelada por mucho tiempo para que los medios de transporte se sometan a las distintas modalidades y tratamientos de la operativa aduanera. “De parte de la empresa Albo, quiero dar un fraternal saludo a la Aduana, que ha hecho posible que tengamos condiciones en este sector para el servicio de las operaciones del comercio exterior. De la misma forma, saludar  y agradecer a la población de Lagunas, que ha hecho viable la cesión de un terreno para garantizar la construcción de este predio, que es un aporte fundamental para el desarrollo y progreso de Bolivia”.