Bolivia y Alemania consolidan acuerdo de sociedad para litio

La firma que tuvo lugar ayer entre ejecutivos de ACI Systems y YLB.
Foto: Jorge Mamani

Freddy Grover Choque C. / Cambio

Bolivia y Alemania pactaron el viernes la conformación de una sociedad estratégica mixta para industrializar y comercializar el litio del salar de Uyuni, con la construcción de tres plantas procesadoras que demandarán un costo de $us 1.200 millones.

Las empresas que forman parte de la nueva sociedad son Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) y la empresa alemana ACI Systems, que ayer suscribieron la Minuta de Constitución Mixta en La Casa Grande del Pueblo, en La Paz.

Del acto participaron el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera; el ministro de Energías, Rafael Alarcón; el ministro de Economía del Estado de Turingia de Alemania, Wolfgang Tiefensee, y el embajador alemán Matthias Sonn. 

García Linera destacó que después de 35 años de querer industrializar y transformar los recursos evaporíticos, hoy es una realidad para el bien del país.

Indicó que desde que el presidente Evo Morales asumió el mandato en 2005 se propuso recuperar y sentar soberanía en los recursos naturales, en este caso, el salar de Uyuni, que representa más del 30% de las reservas de litio y sal en el mundo.

Desde 2007, dijo, se encararon varios procesos para formar personal especializado que coadyuve en este sueño y con ese fin se edificaron plantas piloto para hacer pruebas de extracción y producción.

“Hoy tenemos la Planta Industrial de Cloruro de Potasio (que es usada para la elaboración de abonos y fertilizantes en la agricultura), que demandó $us 188 millones de inversión. La planta será inaugurada el domingo”, resaltó la autoridad.

También se construirá la Planta Industrial de Carbonato de Litio con una inversión de $us 115 millones y será inaugurada el siguiente año.

“El carbonato de litio es altamente demandado para la fabricación de baterías de celular, cámaras fotográficas y vehículos eléctricos”, acotó.

Empresa mixta

El Vicepresidente ponderó que después de estos procesos, que encaró el Estado boliviano con recursos propios, se perfila  otro tipo de usos para el litio, que no los puede emprender solo el Estado, no por un tema económico, sino por tecnología, capacitación y mercado.

En esa línea, precisó que desde 2016 se lanzó una convocatoria internacional para buscar un socio estratégico que garantice estos requerimientos, por lo que la empresa alemana ACI Systems fue la mejor opción, cuya parte accionaria fija el 51% para Bolivia y 49% para Alemania.

Esta unión permitirá la construcción de tres plantas para la fabricación de cátodos y baterías de litio; producir hidróxido de litio, y magnesio. Tendrán un costo de $us 1.200 millones y serán desarrolladas hasta 2021.

El Estado invierte $us 900 millones sólo en las fases I y II del proyecto con recursos propios.

“Hoy se ha constituido la empresa mixta para estos emprendimientos. El siguiente paso es elaborar los estatutos y el decreto supremo de constitución de la empresa, esperamos hacerlo hasta diciembre. Una vez hecho todo esto, tenemos hasta 2021 para consolidar todo el proceso de industrialización y estar en el mercado”, explicó.

El ministro de Economía del Estado de Turingia, de Alemania, Wolfgang Tiefensee, mencionó que con el convenio se dio un primer paso para la extracción del recurso natural (el litio); el segundo será la producción de material catódico y de baterías, y finalmente, se consolidará la cadena de valor agregado en Bolivia y el mundo.

Indicó que esta alianza será una muestra para hacer conocer el trabajo estratégico de cooperación internacional.

Evo: Industrialización del salar avanza a paso firme

El presidente Evo Morales afirmó el viernes que la industrialización de los recursos del salar de Uyuni avanza a paso firme. El Jefe de Estado confirmó que el domingo Bolivia pondrá en marcha su primera planta industrial para producir cloruro de potasio (fertilizante).

Esta factoría será la tercera más grande construida en la región y forma parte de la estrategia boliviana para la industrialización del litio.  

“Nuestra querida Bolivia es el país con mayores reservas de litio del mundo. Vamos a paso firme hacia su industrialización”, remarcó Morales en su cuenta de Twitter.

La planta demandó una inversión de más de $us 180 millones y producirá 350 mil toneladas anuales de cloruro de potasio, y generará 210 empleos directos y más de 2.000 indirectos.

El Gobierno lleva adelante el proyecto de industrialización del litio, para lo que destinó una inversión propia de al menos $us 900 millones y comprende tres fases.

La primera, comenzó en 2012 con el desarrollo del proceso tecnológico y la producción de plantas piloto. La segunda, se inició en 2016 e implica la construcción de las plantas industriales de cloruro de potasio y carbonato de litio para exportación. La tercera fase es la producción de cátodos y baterías de litio, que será acompañada por la alemana ACI Systems.