‘Vice’ afirma que la oposición es un zombi que no resucitará

La segunda autoridad del país lideró los actos en Cochabamba.
Foto: Vicepresidencia del Estado

 

J. F. C. Ch. - Cambio / Edición Impresa ​

La plaza 14 de Septiembre fue colmada a plenitud. Miles de personas de los distintos municipios de Cochabamba conmemoraron ayer los 36 años de democracia ininterrumpida en el país. En el acto, el vicepresidente Álvaro García Linera afirmó que la derecha es el pasado zombi que no se da cuenta de que está muerto y que no podrá resucitar.

“Hermanos cochabambinos, pueblo de Cochabamba, vienen nuevas batallas, (pero) no tenemos miedo, venimos de la lucha, somos gente sacrificada y luchadora. La lucha es el descanso del revolucionario, no importa cuántos obstáculos tengamos al frente, no importa cuántos opositores tengamos al frente, ellos no son Bolivia, ellos no son el pueblo, ellos no son futuro, ellos son simplemente el viejo pasado zombi que no se ha dado cuenta de que ya está muerto y que nunca va a poder resucitar”, expresó.

Además señaló que frente a esa “derecha zombi y a esa aristocracia zombi” el pueblo nuevamente en 2019 garantizará “con el voto la continuidad del desarrollo de la patria”, encabezado por el presidente Evo Morales, quien buscará la reelección en los comicios generales.

García Linera también fustigó a los políticos de oposición que en los últimos días atacaron al presidente Evo Morales, les recordó su pasado y afirmó que fue el pueblo trabajador el que derramó sangre para la recuperación de la democracia y que dio fin a 18 años de dictadura el 10 de octubre de 1982.

Respaldado en publicaciones de varios periódicos, recordó que las dictaduras de Hugo Banzer (1971-1978), Alberto Natusch Busch (1979) y Luis García Meza (1980-1981) atacaron a los sindicatos y a la Central Obrera Boliviana (COB) porque les representaba una amenaza.

Destacó la valiente lucha de Domitila Barrios de Chungara, de los mineros, obreros, trabajadores y estudiantes que “derramaron su sangre para recuperar la democracia”.

“La democracia siempre es del pueblo, no es democracia de los ricos ni oligarcas; hay democracia cuando ustedes mandan sobre Bolivia”, les dijo García Linera a las miles de personas que se reunieron en la plaza principal de la capital cochabambina.

En la ocasión, el Vicepresidente rememoró la lucha del pueblo boliviano durante la etapa neoliberal por la recuperación de los recursos naturales.

Aludió a las jornadas de octubre de 2003 y recordó que ese conflicto se generó por la intención del Gobierno de exportar gas a Estados Unidos por puertos chilenos.

Basado en publicaciones de periódicos, mencionó que el expresidente Jorge Quiroga Ramírez hizo tratativas secretas para la exportación de gas por puertos chilenos y que esa idea fue ratificada por su sucesor, Gonzalo Sánchez de Lozada, y su vicepresidente Carlos Mesa. 

Incluso —dijo— el empresario y actual jefe de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, apoyó esa opción y la definió como la “mejor para el gas” boliviano.

Tras ello, los acusó de buscar privatizar las empresas estatales, como lo hicieron en el pasado, y quitar los bonos sociales.
“Evo es el presente, Evo es el futuro, el pueblo es el presente y el pueblo es el futuro”, enfatizó el Vicepresidente del Estado arropado por sus seguidos.