Bolivia condena asesinato de líderes sindicales

El embajador boliviano Sacha Llorenti.
Foto: Cambio

 

ABI - Cambio / Edición Impresa

Bolivia condenó enérgicamente los asesinatos de líderes sociales y exmiembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en la sesión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, informó ayer el embajador boliviano ante ese organismo, Sacha Llorenti.

“Condenamos de la manera más enérgica los asesinatos de líderes sociales, exmiembros de las FARC y defensores de derechos humanos; expresamos nuestra profunda preocupación al respecto”, dijo en su intervención. 

El Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU), presidido durante octubre por Bolivia, analizó en esta jornada el avance del acuerdo de paz y los asesinatos de los líderes sociales y defensores de los derechos humanos.

Llorenti precisó que, de acuerdo con el informe del secretario general de la ONU sobre los avances en el proceso de paz en Colombia, se establece que aún existe la presencia de grupos delictivos por el control territorial y la expansión de economías ilegales, por lo que es necesario que se extienda la presencia de la fuerza pública en los territorios que eran de dominio de las FARC.  

El diplomático boliviano destacó las medidas asumidas por el presidente de Colombia, Iván Duque, quien en los últimos meses designó nuevas autoridades en la comisión de seguimiento de la verificación del acuerdo final.