Canciller reitera al gobierno de Chile que carta de diálogo directo es en cumplimiento del fallo de la CIJ

El canciller Diego Pary en Santa Cruz.
Foto: Ministerio de Comunicación

(Victor Hugo Chambi O / Cambio Digital)

El Canciller boliviano Diego Pary reiteró al gobierno de Chile que carta enviada por el presidente Evo Morales para restablecer el diálogo directo sobre la demanda marítima, se da en cumplimento al fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para resolver el diferendo entre ambos países, luego de una invasión en 1879.

“La Corte nos está diciendo que hay un tema pendiente, que hay una controversia entre Chile y Bolivia, derivada de la Guerra del Pacífico y del Tratado de 1904 (...)”, manifestó el Canciller en conferencia de prensa desde la ciudad de Santa Cruz.

“En el párrafo 176 la Corte de manera explícita y contundente pide a que ambas partes, tanto Bolivia y Chile, continuemos con el diálogo y el intercambio diplomático para encontrar una solución al enclaustramiento de Bolivia, es por ello que remitimos esa invitación para que podamos instalar de inmediato el diálogo y podamos avanzar en resolver este tema”, añadió.

Pary rechazó las declaraciones que hizo el presidente de Chile, Sebastián Piñera, quien dijo que Bolivia debe abandonar su pretensión de tener una salida soberana al océano Pacífico.

“Bolivia jamás cesará en su propósito en este objetivo, de reencontrarse con el Pacifico (...). Con el fallo dimos un paso hacia adelante y creemos que existen muchos caminos y muchas vías para seguir trabajando. Debemos seguir insistiendo”, puntualizó el jefe de la diplomacia boliviana.

Asimismo, sostuvo que el fallo de la CIJ no es negativo en su totalidad para Bolivia. Tiene aspectos que son favorables como los que se indican en los párrafos 54 y 176 del veredicto. Además que el tratado de Paz y Amistad de 1904 no resolvió el diferendo marítimo entre ambos países.

El 1 de octubre la CIJ falló que Chile no tiene la obligación de negociar una salida al mar para Bolivia pero invocó a que se utilicen los medios pacíficos para resolver la controversia que no resolvió el Tratado de 1904.