Segundo aguinaldo moverá cerca de Bs 6.000 millones

Infografía: Javier Pereyra

Maribel Condori Monrroy - La Paz / Edición Impresa
El pago del segundo aguinaldo a los trabajadores del sector público y privado inyectará en la economía del país cerca de Bs 6.000 millones (más de $us 860 millones), informó ayer el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Mario Guillén.

En rueda de prensa, el titular de esta cartera indicó que son aproximadamente Bs 2.100 millones ($us 301,7 millones) los que tiene el sector público para cancelar este beneficio que fue anunciado al país, el miércoles, por el presidente Evo Morales. 

“El sector privado calcula que va a estar entre 500 y 600 millones de dólares, que serían más o menos unos 3.500 millones de bolivianos, lo que va a hacer (con el sector público) una inyección de recursos que va a estar aproximadamente en 6.000 millones de bolivianos”, sostuvo el ministro Guillén.

En esa línea, remarcó que la cancelación del doble aguinaldo generará efectos positivos y multiplicadores en la economía del país, porque aquellos que recibirán el pago tendrán más posibilidad de consumo, lo que significa mayor actividad para las empresas y comerciantes.

Demanda interna dinámica

El Decreto Supremo 1802, de noviembre de 2013, autoriza el pago del segundo aguinaldo, denominado Esfuerzo por Bolivia, cuando el Producto Interno Bruto (PIB) nacional registre un crecimiento superior al 4,5% (dato que se obtiene de julio de un año a junio del siguiente).

El Jefe de Estado indicó el miércoles que entre julio de 2017 y junio de 2018, el PIB del país creció en 4,61%, con lo que este año quedó garantizado el pago del segundo aguinaldo a los trabajadores del sector público y privado.

Al respecto, el ministro Guillén resaltó que se logró alcanzar el crecimiento a junio gracias al impulso de las actividades económicas desde el segundo semestre de 2017 y el primero de este año.

Detalló que los sectores que registraron mayor desarrollo fueron el agropecuario (7,5%), construcción (6,1%), establecimientos financieros (5,6%), industria de alimentos, bebidas y tabaco (5,1%), comercio (5%), transporte y comunicaciones (4,3%), otros servicios (4,3%), la administración pública (4,2%), minería (3,8%); electricidad, gas y agua (3,8%); resto de industrias (2,8%) y finalmente el área de los hidrocarburos (1,5%).

Con estos datos, la demanda interna del país continúa muy dinámica, mientras que las exportaciones, que generalmente no influyen en el crecimiento económico, no fueron la excepción desde julio de 2017 hasta junio de este año, destacó la autoridad del Gobierno.

Guillén detalló que la demanda interna tuvo un crecimiento de 5,7% y la externa de -1,1%. La incidencia de ambos índices dio como resultado el 4,61% para implementar este año el pago del segundo aguinaldo.

“¿Qué es lo importante de estos resultados? Que el modelo económico va a privilegiar la demanda interna como base del crecimiento del país. La dinámica sigue subiendo, y eso nos hace respirar tranquilos ante efectos o choques externos”, apuntó.

Gobierno escuchará preocupación de empresarios

El Ejecutivo se reunirá con los empresarios para analizar posibilidades, preocupaciones y determinar la mejor forma de pago del doble aguinaldo, informó el ministro de Economía, Mario Guillén.

“Estamos en función de la agenda del Presidente (Evo Morales). Una vez que ponga en agenda estas reuniones vamos a convocar tanto a los (grandes) empresarios como a los microempresarios del país”, manifestó la autoridad.

Señaló que en las veces que se aplicó el segundo aguinaldo (2013, 2014 y 2015) se registró un incremento de la base empresarial y se obtuvieron menores tasas de desempleo.

“En 2013 hubo casi un 41% de incremento (de empresas); en 2014, un 19%, y en 2015 un 6%; vale decir que cuando se pagaron los dobles aguinaldos hubo nuevos emprendimientos que continuaron abriéndose”, detalló.

De acuerdo con la autoridad, desde que se aplicó por primera vez el beneficio, que fue en noviembre de 2013, los empresarios privados amenazan que habrá cierre de empresas, que crecerá la informalidad y que incluso habrá desempleo.