Sospechan que reo asesinó a su bebé en penal de San Pedro

Frontis de la cárcel de San Pedro.
Foto: Archivo

La madre denunció la desaparición el martes
Gabriela Ramos / Cambio
El Ministro de Gobierno dio la noticia que nadie quería escuchar. Tamara, la bebé de cuatro meses que fue reportada como desaparecida en la cárcel de San Pedro, probablemente fue asesinada y las sospechas apuntan al padre.
La Policía Boliviana y el Ministerio Público desplegaron una exhaustiva investigación para establecer lo sucedido con la menor y hasta el momento los indicios apuntan a que la bebé murió. El ministro de esa cartera de Estado, Carlos Romero, señaló que resta establecer la autoría de ese hecho.
Se conoció que el principal sospechoso de haber dado fin con la bebé es su padre, Abel Q. (49 años), pues la madre dejó a la niña a su cuidado el 28 de marzo, y cuando regresó, el progenitor le dijo que había enviado a la niña con su abuela a Yungas.
Semanas más tarde, el padre dio otra versión y le aseguró a Eva que había regalado a la niña a una pareja dentro de San Pedro. Justamente esas contradicciones hacen suponer a la Policía que el papá es el probable autor del infanticidio.
El director de Régimen Penitenciario, Jorge López, informó que el padre está en el penal de San Pedro hace más de un año, por el delito de violación, y ahora se encuentra en aislamiento.
La autoridad penitenciaria no precisó las circunstancias en que la niña ingresó junto a su madre a San Pedro o si vivía junto al padre, pero incidió en que existen tres versiones en torno al destino que tuvo la bebé.
La Policía seguirá investigando hasta esclarecer el caso de la bebé que desapareció al interior de la cárcel paceña.

Antecedentes
La madre de la bebé Tamara afirma que vivía dentro del penal de San Pedro junto con el padre de su hija, un reo por el delito de violación.
El acusado está recluido hace más de un año en ese centro penitenciario.