¿Sabrán lo que les espera?

Laberinto

Gustavo Cortez C.

Editor / Deportes

¿Sabrán lo que les espera?

El fútbol da poder y figuración, por eso los dirigentes se pelean por estar en niveles de privilegio, como la División Profesional y la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).
Las aspiraciones deportivas son lógicas: alcanzar objetivos, ser campeón nacional o jugar una copa internacional. Lo que no es lógico es que cuando se llega a uno de esos picos, el presupuesto falla y la mayoría de los clubes se hunde rápido en la crisis.
Uno no entiende cómo clubes como Real Potosí y Universitario, que jugaron Copa Libertadores y percibieron buenos ingresos, hoy estén por colapsar y, peor aún, por perder la categoría.
¿Mala administración? Sí. ¿Mala planificación? También. Cuando se beneficiaron con esos recursos no hicieron nada por infraestructura deportiva. Son equipos ‘gitanos’, sus jugadores se entrenan en escenarios alquilados.
Y estos clubes son los que más inestabilidad dirigencial tienen, cambian presidente con frecuencia y eso debilita la institución y el que paga los platos rotos es el plantel.
Pero así como hay varios clubes que sufren en la División Profesional, hay otros que están peleando por llegar a esa instancia y están haciendo una gran inversión.
En la Copa Simón Bolívar seis tienen ese objetivo. En diciembre se conocerá al o los que suben. Sin embargo, ¿sabrán éstos lo que les espera?