Suspendieron 106 audiencias de 221 en caso del bebé Alexander

La consejera Dolka Gómez junto a Omar Michel, decano del Consejo de la Magistratura.
Foto: APG

 

Roberto Medina Buezo - Cambio / Edición Impresa ​

La auditoría jurídica al caso del bebé Alexander, realizada por la Dirección Nacional de Control y Fiscalización del Consejo de la Magistratura, estableció que durante todo el proceso se produjeron 221 audiencias y que 106 fueron suspendidas.

“En un juicio que no debería llevar más de tres años, que se hayan programado 221 audiencias y se suspendieran 106 es realmente alarmante para todo el Estado boliviano y el Órgano Judicial. Efectuaremos todos los pasos y procesos para realizar los cambios respectivos, a fin de que estos hechos lamentables no vuelvan a repetirse”, señaló ayer en Sucre el decano del Consejo de la Magistratura, Omar Michel.

El caso de la presunta violación y posterior muerte del bebé Alexander se conoció en noviembre de 2014 y desde entonces hubo varias conjeturas, acusaciones, audiencias, apelaciones e incluso sentencia, a pesar de la inexistencia de pruebas contundentes sobre el presunto abuso sexual o contra el supuesto autor.

El 20 de marzo de este año, el Tribunal Décimo de Sentencia de La Paz condenó al médico Jhiery Fernández, el principal sospechoso, a 20 años de cárcel. Sin embargo, unas declaraciones que fueron grabadas a la exjueza Patricia Pacajes, expresidenta del Tribunal que lo condenó, y que las difundió un medio de comunicación el 17 de septiembre posibilitaron que el caso vuelva a cobrar relevancia y que el galeno recupere su libertad el 10 de octubre, ya que la ex operadora de justicia aseguró que el médico era inocente.

La auditoría —que demoró un mes— también halló otros indicios de faltas disciplinarias, entre leves, graves y gravísimas, incluyendo la posible comisión de delitos penales por parte del 95% de las personas vinculadas al caso.

“Se trata de un análisis a los procedimientos y plazos, y respecto a la participación de todos los funcionarios del Órgano Judicial, entre jueces, funcionarios y fiscales”, aclaró Michel.

Jueces y fiscales

Agregó que entre jueces y personal de apoyo jurisdiccional son 10 los que cometieron faltas de diversa gravedad, además de 14 fiscales, durante la etapa preparatoria, de apelaciones y en el juicio oral.

La auditoría jurídica realizó un análisis de todos los actuados procedimentales del caso, pero no de la sentencia contra Jhiery Fernández. “Le corresponderá al Tribunal Supremo de Justicia, mediante su Sala Penal, instancias ordinarias y competentes, la revisión a detalle de esa sentencia”, indicó la autoridad.

Los jueces Gladys Guerrero y Roberto Mérida, además de la exjueza Patricia Pacajes, en su condición de miembros del Tribunal Décimo, serán investigados y procesados por las vías disciplinaria y penal.

“Somos un tribunal de apelación y no podemos emitir criterios de fondo (respecto a posibles sanciones). Nuestro trabajo ha sido indiciario”, agregó.

La consejera de la Magistratura Dolka Gómez indicó que de las 13 fallas identificadas, siete corresponden a la etapa preparatoria y seis a la fase del juicio.

En la etapa preparatoria se evidenció falta de notificaciones y actuados procesales, avisos fuera de plazo, ausencia de actas y resoluciones en los expedientes e incumplimiento de plazos, entre otros; mientras que en el juicio hubo falta de notificación y actuados procesales, comunicados extemporáneos, infracción de plazos e incluso inadecuado manejo de expedientes.