Obras en cementera estatal de Potosí registran avance del 48%

El Vicepresidente del Estado Plurinacional, en su recorrido.
Foto: Vicepresidencia

 

LUIS FERNANDO CRUZ RÍOS - CAMBIO / EDICIÓN IMPRESA  ​

La obra física en la construcción de la fábrica de cemento en Potosí alcanzó el 48% y se prevé que inicie la producción de 1,3 millones de toneladas de bolsas por año desde noviembre de 2019, manifestó ayer el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, después de una inspección.

El también presidente de la Asamblea Legislativa Plurinacional —acompañado del gerente técnico de la planta, Jorge Ágreda, y del representante del consorcio, Subino Andrade— constató el avance físico en un recorrido que aprovechó también para saludar a los trabajadores.

El proyecto que se edifica en la zona de Chiutara, del Distrito 13 de la capital potosina, tiene una inversión de 241,1 millones de dólares, que con el capital de operación supera los 300 millones de dólares. Se trata de uno de los emprendimientos más grandes del país que encara la Empresa Pública de Cementos de Bolivia (Ecebol).

“He venido a visitar a los más de mil trabajadores que están construyendo la fábrica de cemento del pueblo potosino, es una construcción gigantesca, es una ciudadela industrial en movimiento que va a producir una bolsa de cemento por segundo; estamos en un 48% de avance de la obra”, manifestó.

Explicó que se trata de la inversión económica más grande realizada en el departamento en los últimos 30 años, lo que convierte a Potosí en un centro industrial. Los guías explicaron al Vicepresidente que la materia prima llegará en forma de “bola dura”, trozos grandes, que pasarán por una trituradora para reducirlos a fragmentos manejables. Asimismo, se mostró el silo donde se almacenará el producto final y desde donde será trasladado en bolsas de distinto peso.

También se informó que la planta cumple con todos los requerimientos y estándares de aire limpio, tanto a escala nacional como internacional, porque posee más de 30 filtros colectores de polvo y los sistemas de transporte son cerrados.

Además que el proceso de elaboración será controlado con tecnología de punta para mantener la calidad del producto.

García Linera recordó que el desarrollo industrial de Potosí es gracias a la nacionalización de los hidrocarburos y la unidad de los bolivianos.