Inversión pública continuará como motor del crecimiento

Infografía: Javier Pereyra

 

Franz Acarapi / Cambio – Edición impresa

La inversión pública de $us 6.510 millones programada para 2019 en el Presupuesto General del Estado (PGE) continuará como “la locomotora del crecimiento” económico de Bolivia, destacó ayer el exministro de Economía Luis Arce Catacora.

Agregó que este factor sumado a los proyectos de industrialización como la urea en la planta de Bulo Bulo, en Cochabamba; el potasio en Uyuni con el proyecto estatal del litio, en Potosí; la exportación de electricidad, entre otros elementos que constituyen la nueva base económica del país, apuntan a que en 2019 el Producto Interno Bruto (PIB) nacional podrá alcanzar la meta de crecimiento del 4,7%, índice similar al previsto para este año.

“Lo mejor está por venir”, aseveró Arce Catacora al referirse al proceso de industrialización de los recursos naturales que impulsa el Gobierno.

“La inversión pública subirá de 6.000 millones a 6.500 millones de dólares, lo que tranquiliza porque el Modelo Económico  (Social, Comunitario y Productivo) que se ha diseñado básicamente depende de este empuje; la locomotora es esta inversión pública y no se está descuidando”, remarcó la exautoridad.

Arce Catacora indicó que este año se observó un repunte en varios sectores productivos del país, principalmente en la industria y manufacturas que representan el 17% del PIB, seguido del agropecuario con 12%, mientras que los hidrocarburos y minería —que para algunos son los más importantes en el crecimiento económico— sólo aportan al Producto Interno Bruto en 6% y 5%, respectivamente.

“Los precios (del barril de petróleo) han caído dramáticamente de 126 a 26 dólares en 2014 y la economía seguía creciendo”, manifestó.