Mercados y comercio abren con normalidad en el Plan Tres Mil y ciudadelas de Santa Cruz

Vecinos denuncian que fueron agredidos por no acatar el paro.
Foto: captura de Bolivia TV

 

(ABI/Cambio Digital)

Varios grupos de ciudadanos instalaron el jueves vigilias en la Plaza del Mechero del Plan Tres Mil para garantizar la circulación vehicular y permitir que los mercados y el comercio funcionen con normalidad en las ciudadelas de Santa Cruz ante el paro cívico convocado para esta jornada por opositores a la candidatura del presidente Evo Morales.

"Acá en el Plan Tres Mil y las ciudadelas el paro es un fracaso, las tiendas abrieron las puertas y de igual forma el mercado. Nosotros no podemos dejar de trabajar porque este es un paro sin sentido y político por parte de sectores minoritarios y discriminatorios", manifestó el dirigente vecinal Alberto Camacho.

Grupos afines al Comité Cívico pro Santa Cruz intentaban instalar puntos de bloqueo en diferentes puntos de la ciudad con escasa participación ciudadana, reflejaron los medios locales.

Similar situación se registraba en las ciudadelas Primero de Mayo y Pampa de la Isla, donde la banca y el comercio trabajaban casi con normalidad pese la dificultad de la falta de transporte urbano que decidió replegar sus unidades.

"Lamentablemente no podemos ir a nuestras fuentes de trabajo en el centro de la ciudad por bloqueos que hay desde el cuarto anillo y la falta de micros. Dijeron que sería un paro, pero acá están imponiendo con bloqueos los grupos de choque del Comité Cívico", denunció la trabajadora de una entidad financiera, María René B.

Pese a las dificultades de transporte, la banca y entidades estatales comenzaron a abrir sus puertas desde las 8.00 en las villas y ciudadelas de Santa Cruz que concentran a más de medio millón de habitantes.

En los hospitales y centros de salud se habilitó la atención de emergencia debido a que el sector médico decidió acatar el paro.