EEUU reconoce que se equivocó en su informe sobre trata de personas

El canciller Diego Pary (izq.) junto al ministro de Justicia, Héctor Arce, en la conferencia de ayer.
Foto: Carlos Barrios

 

Roberto Medina Buezo/Cambio – Edición impresa

Después de reunirse con el encargado de Negocios de Estados Unidos (Bruce Williamson), el canciller Diego Pary señaló que ese país admitió su enfoque equivocado respecto al tratamiento que hace el Gobierno boliviano del trabajo infantil y trata y tráfico de personas, pues —al no pedir información— fue unilateral.

“Estados Unidos ha reconocido el mal enfoque de su informe y que los medios (de comunicación) no leyeron en la dimensión, por ello se estableció la disposición de hacer aclaraciones si se requiere. El informe fue unilateral porque no pidió información a Bolivia para complementar (sus datos) y estamos dispuestos a dar esa información. Muchos puntos (cuestionados por Washington) los aclaramos de inmediato de manera verbal. Rechazamos informes unilaterales porque trabajamos en coordinación con organismos multilaterales”, dijo ayer en conferencia de prensa.

La administración del presidente estadounidense, Donald Trump, emitió un memorando en el que dispuso sanciones contra países, incluyendo Bolivia, por no cumplir estándares mínimos de la Ley de Protección de Víctimas de la Trata de Personas. Por ello sugirió a entidades financieras multilaterales negar préstamos que no se destinen a asistencia humanitaria.

También recomendó a Bolivia modificar la normativa sobre trabajo infantil para no perder los beneficios del Sistema Generalizado de Preferencias Arancelarias (SGP), un programa de ventajas comerciales que abarca más de 5.000 productos importados de al menos 140 países en desarrollo.

“Sobre el trabajo infantil, es un tema resuelto y sólo se requiere enviar información adicional, así se superarán las observaciones. Hubo buen diálogo y él (Bruce Williamson) pidió asistir a la sesión en la que se aprobará la ley”, declaró Pary.

Respecto a la trata y tráfico de personas, señaló que se le hizo notar que varias de las observaciones que anotó Estados Unidos no concuerdan con la realidad nacional, ya que en muchos aspectos hay importantes avances.

“El informe de EEUU dice que Bolivia no tiene un plan multisectorial, sin embargo se aprobó un plan el 26 de mayo de 2017 que tiene cinco dimensiones: prevención, atención y protección, persecución y sanción penal, coordinación interinstitucional y coordinación nacional”, detalló.

Remarcó que Bolivia cumple los compromisos internacionales y el trabajo con organismos del exterior, además que los avances son destacados.

Puntos de contacto

Bolivia trabajará de manera coordinada con Williamson, y para ello se establecerán dos puntos focales de contacto en el Estado boliviano, uno en la Cancillería y otro en el Ministerio de Justicia para el intercambio de información y diálogo entre las dos partes.

“Ese informe reconoce también el avance normativo de Bolivia sobre la trata y tráfico, sin embargo identifica dificultades en la implementación, pero ello informaremos de manera continua en los puntos focales”, dijo.

Agregó que Bolivia ya aclaró varios cuestionamientos de Estados Unidos en ambos temas.