Evo afirma que su candidatura es legal y que la derecha mintió

Habitantes de San Gabriel, en Villa Tunari, reciben al presidente Evo Morales.
Foto: UCP

 

Cambio/Edición impresa

Desde el municipio de Villa Tunari, Cochabamba, donde inauguró un sistema de agua potable, el presidente Evo Morales afirmó que su nueva candidatura es constitucional y acusó a la derecha de mentir a sus bases porque al Tribunal Supremo Electoral (TSE) no le correspondía habilitarlo o inhabilitarlo.

“La derecha sabía exactamente que el rol del Tribunal Supremo Electoral es una cuestión administrativa, ellos (los vocales) no son jueces para definir si Evo es candidato o no es candidato”, señaló Morales durante su discurso ante una multitud reunida en la localidad de San Gabriel.

“El Tribunal Supremo Electoral tiene la obligación de respetar la sentencia constitucional que sacó el año pasado el Tribunal Constitucional Plurinacional. Sabían eso, pero sabiendo engañan a sus bases, mienten a sus bases, (dicen) que no, que el Tribunal va a inhabilitar a Evo, que no va a ser candidato. (Pero) eso no es atribución del Tribunal, se respeta la Constitución, por eso una sentencia constitucional”, afirmó.

El 4 de diciembre, los vocales del TSE anunciaron que fueron habilitados ocho de los nueve binomios que se inscribieron para las elecciones primarias de los binomios presidenciales con miras a los comicios de 2019.

La lista la integran los binomios del Partido Acción Nacional Boliviano (PAN-BOL), Ruth Nina y Leopoldo Richard Chui; del Movimiento del Tercer Sistema (MTS), Félix Patzi Paco y Lucila Mendieta Pérez; del MAS-IPSP, Evo Morales Ayma y Álvaro García Linera; del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), Virginio Lema y Fernando Untoja; de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa y Gustavo Pedraza; de Unidad Cívica Solidaridad (UCS), Víctor Hugo Cárdenas y Erick Peinado; de Bolivia Dice No (21F), Óscar Ortiz y Edwin Rodríguez; del Partido Demócrata Cristiano (PDC), Jaime Paz Zamora y Paola Barriga.

El miércoles, la vocal Lidia Iriarte y el vicepresidente del TSE, Antonio Costas, indicaron, por separado, que en ese proceso sólo se cumplió con la normativa.

Al respecto, el presidente Morales indicó que si él fuera extranjero o no tuviera la libreta de servicio militar o tuviera una sentencia ejecutoriada, como lo establecen los requisitos para postular a la presidencia, no habría sido habilitado para acudir a las elecciones primarias y, como efecto de ello, a los comicios generales del próximo año.

Durante el acto en Villa Tunari, el Presidente convocó al pueblo boliviano a “estar preparado” porque “va a haber cualquier amedrentamiento, cualquier mensaje de intimidación al pueblo para que Evo no sea ratificado”.

Dijo que los grupos de la derecha “no aceptan que el movimiento campesino indígena, que un sindicalista pueda ser presidente y con resultados”.

Afirmó que sólo esperan adueñarse de las grandes obras que se ejecutaron en estos 12 años y que si volvieran al Gobierno se “farrearían” los recursos obtenidos porque “a ellos no les interesa Bolivia”.