Suxo: Los campesinos del mundo ven a Evo Morales como su presidente

Foto: Cambio

 

Víctor Hugo Chambi O. / Cambio Digital

Entrevista: Nardy Suxo (Exministra de Lucha contra la Corrupción y exembajadora de Bolivia ante las Naciones Unidas).

Nardy Suxo, exministra de Lucha contra la Corrupción y exembajadora de Bolivia ante las Naciones Unidas, además de militante y activista por los derechos humanos, realiza una evaluación de los 12 años de gobierno. Con relación a su gestión como titular de Estado, sobresale la recuperación de unos 115 millones de dólares y la ejecución de un centenar de sentencias contra autoridades por delitos ligados a la corrupción.

La abogada y socióloga diplomada en Derechos Humanos relata cómo ven los campesinos de diferentes latitudes del mundo al presidente Evo Morales y destaca la gestión gubernamental.

Cambio Digital le invita a leer esta entrevista.

Son 12 años de gobierno del Jefe de Estado, ¿cuál considera que fue el principal factor para lograr esa estabilidad política?

La estabilidad política en nuestro país se debe fundamentalmente a la profundización de la democracia, ya que está demostrado que desde 2006 el presidente Evo Morales gobierna obedeciendo al pueblo, es lo que todos esperamos. Además, la democracia participativa permitió al pueblo expresarse no sólo a través del voto, sino participar en todas las etapas de la institucionalidad estatal; en cambio, la democracia pactada que utilizaron los gobiernos neoliberales y que pretenden reeditar, fue la democracia de la exclusión, del secretismo, sólo respondía a intereses de clase e intereses sobre todo económicos, olvidando lo social.

En general, ¿considera que la población boliviana se encuentra mejor o peor que hace 12 años?

La población se encuentra mejor en lo económico y social; en el área rural todos los pueblos cuentan con los servicios básicos; no era así en el pasado. Por ejemplo, había pueblos o comunidades que tenían luz sólo por horas, ni qué decir de agua potable, no tenían. Ahora, con el programa MiRiego, se logró que hasta la comunidad más lejana cuente con ese derecho.

La vertebración caminera con la que ahora se puede llegar en horas a los lugares que antes tomaba días. La infraestructura educativa, deportiva y de salud es lo que más se puede ver cuando uno recorre el país. En las ciudades existe un movimiento económico que logró que un porcentaje importante pase a engrosar la clase media.

Un tema que me gustaría resaltar es que si bien no se eliminó el trabajo infantil, no está en la magnitud de hace 10 años, tanto así que si se hace una encuesta de cuántos centros de atención para niños trabajadores hay, éstos disminuyeron en número; sin embargo, esto no quiere decir que el Estado no tiene una deuda pendiente para cumplir con la protección integral de la niñez.

La redistribución de los recursos estatales es lo que permitió avanzar de manera importante, como no se hizo antes; Bolivia siempre tuvo los recursos naturales, pero la explotación y la comercialización estaban en manos extranjeras, eso cambió y ahora los bolivianos decidimos cómo se utilizan estos recursos.

¿Qué diferencia encuentra entre el período neoliberal y el actual Proceso de Cambio en cuanto al ejercicio de los derechos?

La diferencia principal es que el ciudadano hoy tiene la posibilidad de ser escuchado, ya que los diferentes segmentos de la sociedad boliviana están representados en los órganos del Estado; antes era excluyente, y solo utilizaron al indígena como algo decorativo.

En específico, ¿cómo cambió la situación de los sectores más vulnerables de la población (mujeres, niños y tercera edad)?

Como ya dije, la redistribución de los recursos económicos logró que los adultos mayores cuenten con una renta fija que les da mayor seguridad dentro de la familia; los niños tienen mayores posibilidades de concluir sus estudios, todo esto por supuesto acompañado también por políticas de incentivo en los campos de la investigación y mejoramiento de las capacidades. Hay mucha crítica a la construcción de campos deportivos, pero nadie explica que estos centros fueron construidos precisamente para incentivar el deporte en los niños y jóvenes.

Usted participó en diferentes foros de derechos humanos, ¿cómo ven las transformaciones de Bolivia en esos espacios de diálogo internacional?

Bolivia está muy bien posicionada en el ámbito internacional debido a la ejecución de medidas socio-jurídicas a favor de los derechos humanos; para darle un ejemplo, le diré que cuando me tocó representar al país como embajadora ante las Naciones Unidas en Ginebra, nos pidieron tener la presidencia del grupo de trabajo intergubernamental para elaborar una declaración a favor de los campesinos, debido al liderazgo del presidente Evo Morales, a quien los campesinos a nivel mundial lo consideran su presidente.

En este sentido, se logró la aprobación en todas sus instancias procedimentales, faltando únicamente la de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York; todo lo que se hizo en favor de erradicar el racismo y la discriminación también es un referente importante para los derechos humanos.

¿Cómo ve el panorama de la lucha contra la corrupción en Bolivia?

Bolivia tomó acciones claras en la lucha contra la corrupción al contar con una instancia específica dentro del Ejecutivo, Judicial y Ministerio Público. No nos quedamos únicamente con el discurso de la lucha contra la corrupción, se promulgó la Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz, que responde a las convenciones de las Naciones Unidas y de la Organización de los Estados Americanos.

En materia de lucha anticorrupción se cumplieron a cabalidad todos los instrumentos internacionales, un ejemplo es que se cuenta con normativa especial de protección a denunciantes y testigos de hechos de corrupción; se realizan las verificaciones de declaraciones juradas con el objetivo de dar transparencia a la obtención de recursos por parte de los funcionarios públicos; se tomaron medidas para lograr la transparencia institucional a través de las rendiciones de cuentas; el acceso a la información está facilitando esto, aunque todavía nos falta una norma al respecto, tenemos una Ley de Control Social.

Se tienen las brigadas de jóvenes por la transparencia, que es una manera de llegar a todos los rincones del país; las unidades también fueron creadas con el objetivo de transparentar la gestión pública; durante mi gestión logramos recuperar para el Estado 900 millones de bolivianos y se obtuvieron sentencias condenatorias contra funcionarios de gobiernos pasados así como del nuestro.

¿Cómo observa la formación sobre derechos humanos y transparencia de los jóvenes en este tiempo?

Los jóvenes, pese a la tecnología, no tienen toda la información con la que deberían contar sobre la realidad del país. En algunos casos se puede ver que existe una manipulación de la información, sobre todo en las redes sociales, que condiciona lo que reciben los jóvenes a lineamientos políticos que no responden a nuestro contexto; se debería dar mayor información utilizando los medios que usa la juventud.

¿Cuál es la importancia de la Agenda 2025 en este Proceso de Cambio?

Es de vital importancia, ya que será la ejecución plena de nuestra Constitución; en estos años lo que se hizo es crear las bases del nuevo Estado; la recuperación de nuestros recursos naturales nos permite a los bolivianos tener nuevos paradigmas y nuevas metas para seguir mejorando nuestra economía, y de esa manera no tener dependencia económica de nadie, y poder profundizar una mayor estabilidad política y social.

¿Cómo encuentra a los bolivianos el nuevo año?

Pienso que nos encuentra con nuevos retos: en lo político, se debe dar mayor información ciudadana sobre todos los avances de los últimos años, así como las dificultades para seguir avanzando. Será un año en el que los instintos más retrógrados de los políticos de derecha se pondrán de manifiesto, por lo que todos y todas debemos buscar mayor información antes de emitir un criterio sobre cualquier tienda política.

Para concluir, ¿algún mensaje sobre estos 12 años de gestión del presidente Evo Morales?

Espero que el próximo año puedan germinar los resultados de todo lo construido en este tiempo con tanto esfuerzo y entrega de quienes ponen toda su fe en una Bolivia cada día más digna, libre y democrática.