Gobierno y empresarios se alían para potenciar Puerto Busch

Foto: Reynaldo Zaconeta
El presidente Evo Morales antes de la firma del convenio.

 

Maribel Condori Monrroy / Cambio

El Gobierno nacional y los empresarios privados del país suscribieron ayer un convenio para el desarrollo y construcción de la terminal de Puerto Busch, ubicada en la provincia Germán Busch, del departamento de Santa Cruz, a orillas del río Paraguay. 

El acuerdo, denominado “Alianza estratégica para el desarrollo de Puerto Busch, Bolivia hacia el océano Atlántico”, fue suscrito por los ministros de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Milton Claros; de Economía y Finanzas Públicas, Mario Guillén, y los presidentes de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas, y de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz, Luis Barbery.

El acta fue firmada en presencia del presidente Evo Morales, autoridades nacionales, locales y empresarios, en un acto realizado en el municipio de Puerto Suárez, localizado en el extremo este del país.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, explicó que la terminal de Puerto Busch permitirá, a través de la Hidrovía Paraguay-Paraná, tener acceso soberano al océano Atlántico y potenciar las posibilidades de integración y desarrollo comercial. 

“La injusta condición de enclaustramiento del país ha generado la necesidad de desarrollar puertos alternativos para el comercio exterior boliviano y la implementación de una política de Estado para el desarrollo de Puerto Busch como un acceso soberano al océano Atlántico”, manifestó la autoridad.

En esa línea, indicó que mediante la suscripción del acuerdo, el Gobierno se compromete a garantizar la realización del estudio de diseño técnico de preinversión de Puerto Busch, en coordinación con el sector privado. 

Se establece hacer las inversiones que garanticen la construcción de los accesos carreteros, fluviales y ferroviarios hasta la zona donde se edificará la terminal portuaria, sobre la base del estudio de factibilidad. Asimismo, se elaborará la normativa y los acuerdos para su funcionamiento. El sector privado nacional también deberá redirigir su carga que sale por Chile.

Por su parte, el sector privado se compromete a conformar un consorcio empresarial con poder de decisión para realizar inversiones y asegurar el flujo de carga. Además de ello, a incentivar el uso de esa terminal portuaria para asegurar su sostenibilidad.

“La presente acta de compromiso tendrá una vigencia y validez por un período de cinco años desde la fecha de su firma con el entendimiento de que pueda darse por finalizado por parte de las mismas con una notificación por escrito con seis meses de anticipación”, añadió el ministro Carlos Romero.

El Gobierno invirtió Bs 20 millones  

El Ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda informó que hasta el momento el Gobierno invirtió en Puerto Busch alrededor de Bs 20 millones en la construcción de un muelle, que actualmente funciona para el despacho de mineral. 

“Más allá de ser una limitación el que Bolivia esté al centro de Sudamérica, tenemos una ventaja comparativa, porque nosotros podemos generar alianzas, estrategias de salida tanto al océano Pacífico como al Atlántico”, señaló.

En su discurso, el Jefe de Estado saludó a las autoridades del Gobierno y los empresarios privados por hacer posible la alianza estratégica entre ambos sectores para el desarrollo del puerto.  

 
“Este acuerdo va a ser otra forma de trabajar conjuntamente para bien de todos los bolivianos y bolivianas; nos obliga a algunas restricciones con puertos de Chile, exportar con soberanía y dignidad, y no estar sometidos a políticos de otros países vecinos”, manifestó Morales.

Una alternativa portuaria

Puerto Busch es una alternativa portuaria que permitirá a Bolivia transportar su carga hacia y desde aguas del Atlántico, utilizando la Hidrovía Paraguay-Paraná, por sus condiciones de navegabilidad durante los 365 días del año. 

Una característica destacable de esta opción es la soberanía que ofrecería tratándose de un puerto en territorio boliviano, pero sobre aguas internacionales, de acuerdo con el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).