Las contradicciones de Trump sobre Siria

 

Prensa Latina

El presidente estadounidense, Donald Trump, negó que haya contradicciones en sus pronunciamientos sobre la retirada de tropas de Siria, pero medios locales señalan declaraciones confusas de parte del mandatario y funcionarios de su administración.

El jefe de la Casa Blanca pareció sorprender incluso a miembros de su círculo cercano cuando el 19 de diciembre dio a conocer la decisión de regresar a unos 2.200 soldados, desplegados en la nación levantina sin la anuencia del Gobierno sirio ni la autorización del Consejo de Seguridad de la ONU.

“Hemos derrotado al Estado Islámico (EI) en Siria, mi única razón para estar allí durante la presidencia de Trump”, escribió el mandatario en su cuenta personal de la red social Twitter como justificación para el repliegue.

Pero la noticia no fue bien recibida por muchos círculos norteamericanos, que acusaron al gobernante de actuar de forma impulsiva, sin analizar las consecuencias, e incluso fue uno de los motivos para la renuncia del exsecretario de Defensa James Mattis.

Después del mencionado tuit de Trump, la mansión ejecutiva confirmó que Estados Unidos se movería rápidamente para retirar sus fuerzas de Siria. “Todos están regresando y están regresando ahora”, manifestó entonces el Presidente en un video.

Pero el 31 de diciembre el diario The New York Times difundió que el Jefe de Estado acordó otorgarle al Ejército aproximadamente cuatro meses para retirar a las tropas de la nación árabe, con lo cual daba marcha atrás a su abrupta orden de que los militares se retiraron en 30 días.

Trump afirmó entonces que nunca había establecido un calendario de cuatro meses para la retirada de los soldados. “Estamos saliendo y estamos saliendo de forma inteligente. Nunca dije que saldríamos mañana”, expresó.

En un artículo publicado este lunes el diario The Washington Post advirtió que, en este momento, parece que nadie sabe realmente cuándo podría ocurrir una retirada de Siria.

A su vez, el Times difundió ayer que el asesor de seguridad nacional, John Bolton, rechazó la decisión de Trump de retirarse rápidamente de Siria, al establecer condiciones para un repliegue que podrían dejar a las fuerzas estadounidenses allí durante meses o incluso años.

A decir del Times, el asesor de seguridad espera que las fuerzas estadounidenses eventualmente abandonen el noreste de Siria, pero presentó un argumento para mantener algunas tropas en una guarnición en el sureste utilizada para monitorear actividades de Irán.

Trump rechazó los reportes de que Bolton contradijo sus planes iniciales de retirar rápidamente los militares, al manifestar que Washington abandonará esa nación “a un ritmo adecuado”.

“A sabiendas, el fallido The New York Times ha escrito una historia muy inexacta sobre mis intenciones sobre Siria”, indicó en un tuit, en el cual dijo que no ha habido cambios con relación a sus declaraciones originales.

En medio de esos pronunciamientos confusos, el secretario de Estado, Mike Pompeo, partirá hoy a una gira por ocho países del Medio Oriente y África, la cual busca asegurar a los socios que Estados Unidos seguirá siendo una presencia en la región, según funcionarios de la administración.