Wálter estaba inconsciente y con el antebrazo volteado

La placa muestra la doble fractura de Wálter en el antebrazo derecho.
Prensa Nosiglia

La Paz / Cambio
El accidente que sufrió el boliviano Wálter Nosiglia Jr., que lo dejó fuera del Dakar que se corre en territorio peruano, fue más grave de lo que se informó el miércoles.
Al día siguiente del suceso se conocieron detalles desgarradores del percance gracias al testimonio de quienes fueron parte del duro momento que vivió el competidor nacional de la categoría motos.
El hecho ocurrió en el kilómetro 22 de la tercera etapa, entre San Juan de Marcona y Arequipa. El argentino Franco Caimi fue el primero en encontrarlo tirado en la arena e inconsciente. Su reacción inmediata fue apretar el botón de emergencia para que el helicóptero de la organización le preste atención inmediata.

“LO VI MUY MAL”
Segundos después también arribó al lugar el argentino Luciano Benavides, quien después de coadyuvar el auxilio, contó: “Encontré a Wálter Nosiglia accidentado y a Franco Caimi ayudando, hasta que llegó el helicóptero. De ahí salí muy preocupado por él, esto le puede pasar a cualquiera. Lo vi muy mal, prácticamente no respiraba. Con Franco nos pusimos muy nerviosos, le vi el antebrazo (derecho) dado vuelta. Me sorprendió todo”.
A continuación llegó su hermano Daniel y al ver la escena dolorosa quiso retirarse de la competencia; minutos más tarde arribó al sitio Wálter Nosiglia Navarro, padre de ambos, quien por la gravedad del incidente y el mal estado de su hijo decidió abandonar la prueba para estar a su lado y acompañarlo; en cambio, después de analizar la situación, convenció a Daniel para que continuara en carrera porque había “una deuda moral” con los seguidores para demostrar que este tipo de hechos son parte de las carreras.
Desde el momento que fue subido al helicóptero el mayor de los Nosiglia para ser evacuado a un centro médico asistencial, los familiares vivieron instantes de mucha tensión y zozobra.

EN RECUPERACIÓN
El corredor fue operado ayer en Lima.
La intervención quirúrgica estaba programada para la tarde, pero fue adelantada para la mañana por recomendación médica para darle estabilidad y no complicar más las vértebras dañadas. La operación duró aproximadamente tres horas. Hoy está en período de recuperación y todavía no está confirmada la fecha de retorno a la ciudad de La Paz.

--

El diagnóstico

Después de haber sido sometido a exámenes radiológicos, el diagnóstico de la doctora Ana Karina Shimabuku Miyashiro señala que Wálter Nosiglia Jr. tiene fracturas en la quinta y séptima vértebras, doble fractura de radio y cúbito en el antebrazo derecho y TEC (traumatismo encéfalo craneal), tal como se observa en la gráfica. Además de una pequeña calcificación adyacente a la apófisis transversa derecha y de contornos escleróticos.

--

“Lo subimos al helicóptero y luego seguí”

El piloto Daniel Nosiglia, acongojado y lloroso, recordó el mal rato que sintió cuando vio a su hermano caído en el terreno después de un grave accidente.
Dijo que fue un día difícil para el Team Nosiglia.
“En el kilómetro 20 lo encontré a mi hermano caído en el piso junto a Franco Caini, estaba en el suelo con algunos colores en el cuerpo, estábamos ahí varios minutos esperando a que llegue el auxilio, me quedé hasta que esté estable, lo subimos al helicóptero y me tocó continuar. Sentí mucho el momento”, relató.
Aseguró que al reanudar la prueba se encontró con sensaciones diferentes, pensó en dar la vuelta y retornar a casa, pero había que defender el honor y orgullo de la familia. “Así son las carreras, gracias a Dios no ha sido algo más grave”, subrayó.
Lo que resta para Daniel es seguir apretando el acelerador, “terminar el Dakar en un buen lugar es el objetivo, para eso vamos a trabajar como lo hemos hecho hasta ahora”, puntualizó.