Panamá ultima detalles para recibir al papa Francisco

El papa Francisco participará en la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá.
Foto: Archivo

 

Prensa Latina/Cambio Digital

Manos panameñas ultiman hoy los obsequios, infraestructuras y medios que utilizará el papa Francisco durante su visita a esta ciudad, del 23 al 27 de enero, como parte de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

Entre los medios que utilizará el Sumo Pontífice en sus actividades religiosas sobresale una enorme silla de madera, de unos 2,3 metros de altura, que ocupará un espacio en la Catedral Basílica Santa María la Antigua, en el casco antiguo capitalino, durante el acto de consagración de su altar, el 26 de enero.

De estilo romano, la silla de madera de cedro será tapizada de blanco en el espaldar, el asiento y los brazos, además tiene un capitel triangular y dos lengüetas laterales, donde se ubican los escudos del Vaticano y de Francisco.

Aunque el diseño original vino de España, el concepto del inmueble sufrió algunas modificaciones, asociadas a la comodidad de su Santidad y del inmueble religioso, construido a finales del siglo XVII y recientemente restaurado por un valor de 12 millones de dólares, tras dos años de intensos trabajos.

“El concepto lo fuimos cambiando en la medida que íbamos viendo cómo iba a ser el entorno de la Catedral', explicó Ricardo Gago, presidente del Comité Arquidiocesano Amigos Iglesias del Casco Antiguo, al referirse al diseño de la silla, cuyo costo de construcción es de unos 20 mil dólares.

Cabe destacar que, de ese monto, casi ocho mil provienen de donaciones de residentes de El Chorrillo, un barrio humilde de la capital panameña devastado durante la invasión estadounidense de 1989.

Se suman, dos gigantescas plataformas en la popular Cinta Costera para oficiar las misas públicas, el báculo (bastón de madera, símbolo de la guía eclesiástica) y el 'papamóvil', diseñado y confeccionado por Tri-Star Centroamérica y Distribuidora David, que donó la camioneta de doble cabina y transmisión automática, que reúne las especificaciones de seguridad y comodidad solicitadas por el Vaticano.

Un acercamiento al mundo del dolor, donde primarán los encuentros con jóvenes enfermos y marginales, caracterizarán la agenda del Papa, que también incluye reuniones con el presidente de la República, Juan Carlos Varela, autoridades gubernamentales, cuerpo diplomático, representantes de la sociedad y con más de 70 obispos centroamericanos.

Entre los lugares que visitará el sucesor de Pedro sobresale el Centro de Cumplimiento de Menores, en Las Garzas de Pacora, donde los jóvenes privados de libertad compartirán la liturgia penitencial, además de obsequiarle dibujos hechos por ellos.

Luego de la multitudinaria misa del domingo 27 de enero, el Obispo de Roma visitará la casa-hogar el Buen Samaritano, un centro de acogida para pacientes de VIH-Sida carentes de recursos para afrontar su condición.

Está previsto que a la Jornada Mundial de la Juventud asistan centenares de miles de peregrinos, religiosos, políticos y periodistas de todo el mundo.