Las políticas ambientales de EEUU provocan graves daños al ecosistema

Foto: DN
Fábricas expulsan CO2 y contaminan el planeta.

 

Luis Beatón / Prensa Latina

Los cambios ecológicos que afectan a la mariposa monarca en California (oeste del país) son una señal de advertencia para las autoridades de Estados Unidos sobre la salud general del ecosistema, afirman estudios e investigaciones.

La migración de mariposas monarcas en California cayó a un mínimo histórico el año pasado, lo que amenaza a la población general del estado de mariposas naranjas y negras, señalan expertos ambientales preocupados por los efectos del cambio climático en la vida de estos lepidópteros.

El censo anual realizado por la Sociedad Xerces para la Conservación de Invertebrados asegura que existían 20.500 monarcas occidentales en 2018, un 86% menos que las 148 mil detectadas el año anterior, según un informe divulgado por el diario The New York Times.

Los datos son un alerta que podría pasar desapercibida, pero éstos coinciden con la nominación, por parte del presidente Donald Trump, de Andrew Wheeler como director de la Agencia de Protección Ambiental (EPA), puesto en el cual se desempeña interinamente desde julio.

La postulación parece concordar con planes del mandatario de dar vuelta atrás a varias normas establecidas durante el gobierno de su antecesor, el presidente Barack Obama, para preservar determinadas condiciones ambientales.

“Ha hecho un gran trabajo y quiero felicitarle”, manifestó el Presidente republicano en un acto en la mansión ejecutiva.

Es muy probable que Wheeler sea confirmado por el Senado, pero debe suscitar un fuerte debate por su trabajo en el pasado para una de las principales compañías de carbón del país, empresas mineras y otros grupos interesados en los combustibles fósiles, que provocan la ira de organizaciones preocupadas por los cambios climáticos.

Desde que el actual mandatario llegó a la Casa Blanca, la EPA promovió acciones y normas a favor de la desregularización del sector energético con el claro objetivo de borrar las políticas de Obama o su legado, a favor del cuidado del entorno.

Aunque aún hay negociaciones de bajo perfil, Trump decidió que su país salga del Acuerdo de París sobre cambio climático, y se suprimió el Plan de Energía Limpia, destinado a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

En noviembre, el senador demócrata Sheldon Whitehouse afirmó que Wheeler en su interinato al frente de la EPA continuó dando marcha atrás a medidas vitales para cuidar el entorno. El caso de las mariposas monarcas es apenas una muestra pequeña de los efectos de estas políticas.

Este hermoso lepidóptero que tiene muchos admiradores en Estados Unidos y México, entre otros países, es una muestra de los regalos de la madre naturaleza a los seres humanos, pero ahora su conservación llega a un estado “potencialmente catastrófico”, según la bióloga Emma Pelton, quien asegura que al bajo número de ejemplares registrados en el recuento anual se suma la caída del 97% en la población general de monarcas desde los años 80.

Los duros inviernos, la sequía y los devastadores incendios registrados en California de 2011 a 2017 amenazan la existencia de esta curiosa especie.

Muchos recuerdan el pavoroso Camp Fire, el voraz incendio de California que se convirtió en el más mortal de la historia del país y en la catástrofe natural más cara del planeta en 2018 para el sector asegurador, con un costo de 16.500 millones de dólares, según cifras publicadas por la reaseguradora Munich Re.

Por otra parte, los pesticidas, el cambio climático y la pérdida de hábitat también están afectando a la población de monarcas occidentales, reveló Xerces, y alertó de su impacto sobre la vida de estos lepidópteros.

La Cuarta Evaluación Nacional del Clima, un documento oficial que la administración Trump desconoce, analizó los efectos que tendrá el cambio climático en la salud, la economía y la infraestructura.