52 años de la Sociedad Coral Boliviana

 

José Jiménez Aramayo / Médico, músico y presidente de la Sociedad Coral  

El 12 de noviembre de 2018, la Sociedad Coral Boliviana cumplió 52 años de actividad ininterrumpida al servicio del arte y la cultura de Bolivia. Hasta abril de 2009, fue elenco oficial del actual Ministerio de Culturas y Turismo.

En 2006, la Prefectura del Departamento de La Paz le confirió la Condecoración Franz Tamayo, en el grado de Oficial, por sus 40 años de actividad ininterrumpida al servicio del arte y la cultura del departamento, y muchas instituciones departamentales y nacionales le otorgaron significativas plaquetas de homenaje.

Recibió un sin número de distinciones, como la Gran Orden Libertador Simón Bolívar, de la presidencia de la República, en el grado de Comendador; la Medalla de Oro al Mérito Cultural, de la Secretaria Nacional de Cultura; el Escudo de Armas de la ciudad de La Paz, en el grado de Servicios Distinguidos, del gobierno municipal; el Illimani de Oro y muchos otros.

Dirigido sucesivamente por los maestros Ansgar Ocker (Alemania), David Williams (EEUU), Wolfgang Kudrass (Alemania) y 35 años por el maestro José Lanza Salazar. Lo sucedió el joven Mtro. Álvaro Lanza Segurola, nombrado en septiembre de 2002, quien guió a la institución por el camino ascendente que le impuso durante tres décadas el Mtro. Lanza Salazar. La Sociedad Coral Boliviana participó en la puesta en escena de casi todas las grandes óperas presentadas en Bolivia desde 1972 y en los más importantes conciertos sinfónico corales. Su repertorio de música —a capella— es muy vasto y abarca desde madrigales renacentistas hasta música contemporánea, incluyendo la popular y folklórica de países europeos y americanos. Ha interpretado obras de combinación especial, como coro e instrumentos nativos, coro y guitarra solista, coro, piano y percusión, coro y banda de rock, coro y timbales, entre otros. Ha grabado muchos LP, CD y casetes.

Ha llevado su canto por casi todas las capitales de Bolivia y ciudades de Colombia, Chile, Argentina y Perú, siempre con los más elogiosos comentarios de la prensa especializada. Es miembro de la Asociación  Latinoamericana de Canto Coral (ALACC) y de la Federación Internacional para la Música Coral (FIMC). Se halla incluida en el World Coral Census, que ésta última publica en forma bianual.

Estuvo conformada por cinco coros: estable, juvenil, infantil, preinfantil y grupo vocal. Más de 5.000 coralistas en 52  años, varios actuales directores de coros y orquesta dispersos por Bolivia y solistas que paulatinamente fueron incorporados al elenco de cantantes líricos bolivianos.

Inauguró los tres primeros festivales internacionales de la cultura: Sucre 90, Sucre-Potosí 92 e Intilaqhayay-Sucre-Potosí 94. En 1995 asistió al IV Festival Internacional de Coros en Santiago de Chile, considerado uno de los tres mejores elencos. En 1996 y 1998 participó en los dos primeros festivales internacionales de Música Colonial Americana de las Misiones de Chiquitos. En 1999 participó en el Primer Encuentro Latinoamericano de Coros de Cuzco Perú, ovacionada por su amplio y rico repertorio. En 2000, su Coral Juvenil organizó el Primer Festival Intercolegial de Coros y asistió al Primer Festival Internacional de Coros Mario Baeza, en La Serena, Chile, donde fue aclamada por su rico repertorio, su calidad, versatilidad y alegría. Inauguró también los Festivales Internacionales de la Cultura de Potosí en 2002 y de Sucre en 2003, en los cuales fue aclamada por la prensa y público asistentes.

Sus últimas temporadas fueron muy exitosas, con estrenos en Bolivia de conciertos sinfónicos corales, conciertos líricos, selecciones para conciertos de célebres autores, conciertos de rock coral y de música a capella.

Por esta proficua labor, el Mtro. Álvaro Lanza fue invitado por el Sicor (Sistema de Coros y Orquestas) de Santa Cruz para elevar el nivel de la actividad coral de La Chiquitania, contando con el apoyo del BID y la Cainco.

En mayo de 2009, el Ministerio de Culturas intervino inexplicablemente la Sociedad Coral Boliviana, apropiándose del valioso patrimonio acumulado por el Mtro. José Lanza a lo largo de más de cuatro décadas con amor, tesón y trabajo indeclinables. Por este hecho político, el 70% de sus integrantes se retiró del Coro Oficial y solicitó al Mtro. José Lanza —quien había sido excluido por completo de los planes gubernamentales— continuar dirigiéndolos por el sendero de éxitos que caracterizó a la Sociedad Coral Boliviana a lo largo de su vasta trayectoria. Ya marginada de la estructura estatal y habiéndosele cercenado el Boliviana de su nombre, la Sociedad Coral continuó con importantes actividades estos últimos años, presentando ciclos de conciertos a capella-líricos y de rock coral, permanentemente llenos de un público entusiasta y cariñoso que manifiesta de esta manera su respaldo a una actividad artística sin claudicaciones.

Durante los festejos del Bicentenario de La Paz (2009), el Mtro. Lanza y la Oficialía Mayor de Culturas presentaron públicamente cuatro fascículos de Música Coral Paceña que incluyen una parte de la música coral a capella que el Mtro. Lanza dirigió durante casi cuatro décadas.

Como parte de los festejos de su 50 aniversario, la Sociedad Coral presentó su concierto de coros y escenas de óperas bajo la dirección del Mtro. Lanza —Brindis aniversario, el sinfónico coral, Coronación Bodas de Oro, para culminar con la presentación de la Cantata Profana Carmina Burana versión rock, para la cual se juntaron la institución y el Coro Oficial del Ministerio de Culturas  (llamado espuriamente Sociedad Coral Boliviana) junto a una excelente banda de rock y destacados solistas de la coral en funciones de lleno completo de un público que aplaudió conmovido.

En 2018, el Mtro. José Lanza Salazar cumplió 46 años de actividad profesional como director de coros, siendo pionero en esta actividad y habiendo dirigido a lo largo de su carrera a la mayor parte de los coros universitarios de La Paz, así como director de la Orquesta Municipal de Cámara y director invitado de la Orquesta Sinfónica Nacional.

Durante su misión diplomática en Costa Rica (1987-1988), dirigió en forma titular el Coro Sinfónico Nacional, mereciendo los más elogiosos comentarios de la prensa especializada y del público de ese país centroamericano.

Por su vasta trayectoria y aporte cultural, recibió de manos del concejal Pedro Susz, en diciembre, el título de Hijo Predilecto, como la máxima distinción del municipio de La Paz.  Antes, en mayo, la Cámara de Senadores le rindió otro homenaje.

El destacado maestro José Lanza Salazar, aquejado por una larga enfermedad, dejó de existir el 7 de enero, dejando un profundo vacío en la familia coral del país.