Morales desafía a la oposición a unirse para hacerle frente en octubre

El presidente Evo Morales se dirige a la multitudinaria concentración de Epizana.
Foto: Raúl Martínez

 

Gonzalo Pérez Bejar - Cambio / Edición Impresa ​

El presidente del Estado, Evo Morales, emplazó ayer a los partidos de oposición a unirse para encarar las elecciones de octubre y así dejen de “llorar antes” de su derrota.

“Anticipadamente ya están llorando, son unos llorones los de la derecha por su derrota. Por qué no se juntan todos de una vez y nos enfrentaremos ricos, pobres, patriotas, antipatriotas, de una vez que se unan y no estén llorando”, dijo ante una multitudinaria concentración realizada en la localidad de Epizana, Cochabamba.

Señaló que los partidos de derecha piden intervención de la OEA y alertan que habrá fraude. “Qué fraude, si el 2002 nos han quitado el triunfo, no nos hemos quejado, no hemos llorado, y ellos anticipadamente ya están llorando”, insistió.

En su discurso, el Jefe de Estado recordó que la región de Epizana es “el centro de rebelión contra la mentira de la derecha” y la máxima expresión de organización para profundizar el proceso de la Revolución Democrática Cultural que se vive actualmente.

En ese sentido, sostuvo que los bolivianos deben sentirse orgullosos porque “gracias a esa lucha social, pero también una lucha electoral, Bolivia es conocida en el mundo”.

Manifestó que le llama la atención lo que pasó en el Tribunal Supremo Electoral (TSE), porque quienes se inscribieron en el MAS-IPSP aparecen en otros partidos.

“Levantan muchas sospechas, pero no se molesten de eso, he pedido y vamos a pedir que pasadas las primarias, si es posible, vamos a biometrizar la inscripción para el MAS y para todos los partidos, así vamos a estar mejor todavía y no nos van a engañar”, aseguró.
En contexto, el presidente Evo Morales convocó a participar en las elecciones primarias del domingo 27 de enero para “dar paliza” a los opositores.

“Ellos dicen ‘no queremos participar, sólo vamos a cumplir con la legalidad’ porque no tienen militantes. Quienes van a ir van a intentar boicotear a nuestros delegados y delegadas; compañeros que están legalmente inscritos vayan a votar y ahí se van a asustar”, sostuvo el Jefe de Estado.
En su alocución también recordó que durante la campaña electoral de 2002, cuando fue propuesto por primera vez para ser candidato a la presidencia, llegó a la localidad paceña de Sapahaqui y allí se encontró con su entonces contrario político Gonzalo Sánchez de Lozada, quien estaba junto a su equipo de asesores “gringos”, con quienes elaboraba su programa de gobierno.

Mencionó también que muchos políticos fueron formados en universidades de Europa, como la de Lovaina en Bélgica (Jaime Paz Zamora) o Harvard en Estados Unidos, donde estudió Goni y Jorge Tuto Quiroga, pero que no hicieron nada por Bolivia.

“Hemos ganado con 50% o 60%, y quiero decirles para orgullo de los movimientos sociales, de todos los patriotas, quisiéramos ganar con más del 70% estas elecciones, ésa es la meta que nos ponemos y está en nuestras manos, es cuestión de difundir”, manifestó.

Luego afirmó que antes se ganó sólo con discursos, ahora se tiene tantas obras para informar, “algunas son envidia de la comunidad internacional”.

“Ahora tenemos programa, liderazgo como movimiento político. El MAS-IPSP es el movimiento más grande desde la fundación de la República y la derecha nos tiene miedo”, insistió el presidente Morales.

En cuanto al papel de la juventud boliviana, el Jefe de Estado hizo un llamado para que defienda el denominado Proceso de Cambio que vive el país desde las redes sociales, el nuevo campo de batalla política, de cara a las próximas elecciones generales de octubre.

“Tenemos presencia territorial en toda Bolivia, en los movimientos sociales, lo que nos falta es la batalla digital, la guerra digital (...). El mejor aporte de los jóvenes comprometidos con su país, pensando y planificando el futuro para ustedes, es participar en las redes sociales, organizarnos”, precisó.