El Sistema Único de Salud llegará al 51% de la población

Infografía: Javier Pereira

 

Juan René Castellón Quisbert / Especial 13 años de Revolución 

El 4 de septiembre de 2018, el presidente Evo Morales anunció, en compañía de la dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB), que en 2019 se implementaría en el país el Sistema Único de Salud (SUS) con recursos del Tesoro General de la Nación (TGN) y sin afectar la seguridad social. 

Al mes siguiente se realizaron sendos encuentros departamentales por la salud y la vida con la finalidad de delinear los alcances del nuevo modelo de atenciones gratuitas. Esos cónclaves culminaron con un evento nacional en la ciudad de Cochabamba, donde se aprobaron 43 mandatos. 

La principal resolución fue la aprobación de todos los participantes del sistema universal y gratuito para las personas que carecen de un seguro médico. Así, el SUS avanzó sin pausa. El 2 de enero comenzó la inscripción de los beneficiarios, que hasta el jueves 17 ya había sobrepasado el medio millón de registrados. También a esa fecha ya eran 5.000 los profesionales, entre médicos y paramédicos, que se habían inscrito en el Ministerio de Salud para sumarse a ese esquema. 

El SUS brindará atenciones médicas gratuitas al 51% de la población, que antes de este servicio carecía de ese beneficio, pues según datos del Ministerio de Salud la seguridad de corto plazo, es decir las cajas, atendía sólo al 38,2% de los bolivianos.

 
A esta cantidad hay que sumar las personas que son beneficiarias de algún seguro  público departamental o municipal, que llegan al 11%.

 
El resto, el 51%, será cubierto por el nuevo sistema propuesto por el presidente Evo Morales. Hasta ahora, el Sistema Integral de Salud (SIS), que acogía a niños hasta cinco años, mujeres embarazadas y ancianos mayores de 60 años, abarcaba al 10,8% de los bolivianos; sin embargo, ellos serán asimilados por el SUS, que además brindará atenciones a aquellos comprendidos entre los 5 y 59 años de edad, que hasta ahora estaban desamparados. 

LAS CONDICIONES 

El ministro de Salud, Rodolfo Rocabado, manifestó que para llegar hasta este momento el Gobierno nacional ha desarrollado una serie de mejoras y adelantos en materia de salud que han permitido hacer posible brindar un servicio gratuito y universal. 

Entre algunos indicadores se tiene que 2.845 médicos fueron desplazados a 312 municipios y 234 comunidades para brindar atenciones esenciales bajo el programa Salud Familiar Comunitaria e Intercultural (Safci).

Además, el Gobierno ha erogado 1.220 millones de bolivianos para beneficiar a 2,1 millones de mujeres embarazadas y neonatos con un pago de hasta 1.820 bolivianos, denominado Bono Juana Azurduy de Padilla.

También canceló 379,6 millones de bolivianos para el subsidio prenatal, que llegó a 321.973 gestantes.

Estos aportes redundaron en la reducción de la desnutrición crónica en menores de cinco años, que estaba en 27,1% en 2008 a 16% en 2016. Asimismo, disminuyó la mortalidad materna por cada 100 mil nacidos vivos, de 187 en 2000 a 160 en 2011, aunque se prevé un indicador menor ya que actualmente se realiza un estudio a 2017.

Ambulancias

En la gestión del presidente Evo Morales se entregaron 2.072 ambulancias, que fueron adquiridas con 616,3 millones de bolivianos, cuando hasta 2005 sólo existían 558.

Carmelo

El Ejecutivo creó el complemento nutricional Carmelo, destinado a los adultos mayores, en el que invirtió 464 millones de bolivianos. Antes no existía una política similar. 

18.550 ítems nuevos

Hasta 2005, el país contaba con 17.175 ítems en el área de salud, pero a la fecha  existen 37.725, lo que quiere decir que en 13 años de gobierno del presidente Evo Morales se han generado 18.550 puestos médicos, más que el doble de los creados en el período anterior. Para el SUS, el Ejecutivo anunció otros 8.000.  

El plan de hospitales

El Gobierno ejecuta el Plan de Hospitales para Bolivia, que consta de 46 infraestructuras nuevas en los nueve departamentos, con una inversión prevista de 12.285 millones de bolivianos, cinco de los cuales ya fueron entregados y 21 están en construcción. Los estrenados son de Sacaba, Capinota, Punata, Riberalta y Oruro.